Merkatum seduce al capital privado

José Luqué, director de Merkatum, una empresa en crecimiento / Foto: elempresario.mx

Innovación, tecnología y vanguardia en seguridad fueron la combinación perfecta que utilizó Merkatum para atraer capital privado de inversionistas estadounidenses y mexicanos, y así potenciar su crecimiento.

Con su producto EMFIVA (Sistema Integral de Administración de Identidad Multibiométrica), se colocó como el líder en el mercado de seguridad e identificación a través del reconocimiento de iris, huella digital, rostro e información textual.

“Diseñamos un software que puede comparar biométricamente la imagen estática de una persona contra 52 millones de fotografías en un segundo y evitar fraudes y duplicidad de identidad”, explica José Luqué, director general y fundador de la empresa.

La compañía está integrada por 35 personas, pero puede generar hasta 200 empleos dependiendo del proyecto que desarrolle. Esta mediana empresa se fundó en el 2000, previo a los ataques del 11 de septiembre a las Torres Gemelas en Nueva York, cuando estaba el pleno boom de Internet y arrancaban de manera acelerada las necesidades de seguridad e informática en Estados Unidos, contextualiza Luqué.

Pero las ganas, el entusiasmo emprendedor y los recursos propios no fueron suficientes para continuar con la carrera en aquel mercado que auguraba y prometía éxito.

DE CARRERA LARGA

Para captar capital privado, el director de la empresa confiesa que dotó a su Pyme de gobierno corporativo, un producto ángel y un equipo administrativo con capacidad y experiencia.

Con lo que consiguió en el 2004 obtener capital del Programa Última Milla del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt).

Asimismo, para lograr la consolidación de su negocio, Merkatum pasó por la aceleradora
de negocios Techba y consiguió apoyo del Programa para el Desarrollo de la Industria del Software (Prosoft).

Sin embargo, la preparación y organización dentro de la empresa no lo fue todo, “se necesitó de un poco de suerte para convencer a los inversionistas”, agrega Luqué.

Su experiencia en otras empresas le permitió conocer la operación de los fondos de capital privado y saberlos seducir.

MÁS CERCA DE LA META

La compañía tiene su sede en Miami, Florida; cuenta con oficinas en Austin, Texas y México, además de dos plantas de operación, en Tamaulipas y Estados Unidos.

Su objetivo principal es levantar capital por 10 millones de dólares. A la fecha ha logrado la captación de 2.5 millones de dólares con Energy Technology Found (ETF), un fondo del estado de Texas.

“Nos sentimos orgullosos porque de 250 solicitudes de inversión que recibió el fondo, nosotros fuimos de las ocho empresas elegidas para recibir dinero”.

Con 16 clientes activos, entre ellos el Instituto Federal Electoral, el Consejo de la Judicatura Federal y el gobierno del estado Florida, Merkatum prepara ya su segunda ronda de inversión, en la que espera recibir al menos 7.5 millones de dólares del mismo fondo.

EL PREMIO

“En los últimos tres años hemos crecido más del 500%; sin embargo, no fue fácil esta carrera”, comenta Luqué.

El empresario describe la relación que vivió con los inversionistas como “un matrimonio”, en el que es necesario conocer las características e ideales de los individuos que van a invertir en la empresa.

“Los inversionistas deben compartir los mismos objetivos que la Pyme para que al trabajar en conjunto se genere valor agregado”, comenta.

“No es fácil abrirle las puertas de tu empresa a gente que no conoces, se trata también de una preparación psicológica donde hay lineamientos, reglas y tratos que seguir, todo con el único objetivo de ver a tu empresa crecer”, finaliza.

[email protected]

CRÉDITO: 
Samantha Álvarez