"Los Miserables" tacos al pastor que llegaron a Chile para quedarse

Foto: Shutterstock

A pesar de la competencia que puede significar la gastronomía chilena, que cuenta con platillos de gran talla como las empanadas de pino, el pastel de choclo, la paila marina, entre otros, un mexicano desde hace poco más de seis meses se atrevió a ofrecer a los chilenos tacos al pastor, un platillo muy mexicano pero muy poco conocido en Chile, el cual poco a poco gana adeptos en Santiago, capital del país sudamericano.

Para Víctor Manuel Aguilera Ortiz, administrador del restaurant de comida mexicana Los Miserables, emprender un negocio en Santiago de Chile no es tan complicado como parece, pues se tiene todo lo ideal para iniciar una aventura de este tipo: tranquilidad, seguridad, estabilidad y transparencia.

“Hay bastantes facilidades, sobre todo para los emprendedores de pequeñas y medianas empresas, respecto a créditos y certificados para arrancar un negocio, es mucho más fácil, aquí no hay corrupción”, explicó Aguilera Ortiz desde el restaurant que administra, propiedad de su padre y el cual se encuentra en una de las avenidas más transitadas de la capital chilena.

“Se ha invertido en el negocio, pero se tiene mucho flujo de gente. La comida mexicana está siendo un buen negocio, es muy rentable, aquí la gente invierte mucho en su alimentación”.

La fama del chavo del ocho ayuda

¿Qué otros platillos se ofrecen en Los Miserables? cuestiona este medio al chef de profesión y éste responde: Cochinita pibil y tortas de milanesa, de jamón y de queso. “Los chilenos tienen mucha afinidad con El Chavo del Ocho, entonces les llama mucho la atención la torta de jamón”.

Chile, un país con alrededor de 18 millones de habitantes, es famoso por sus vinos. Eso no le inquieta al emprendedor mexicano, en Los Miserables – se le puso este nombre por un utensilio que se usa en la cocina mexicana -se ofrecen aguas de limón, de jamaica o de cualquier fruta de la temporada.

¿Cuál es la intención de estar en Chile?

La idea es crecer el negocio. En Chile el tema de la cocina mexicana apenas está empezando a crecer, la gente está comenzando a probar nuevos sabores, la idea es hacerlo crecer, poner más sucursales, establecer una franquicia. También sacar otro tipo de restaurantes, de comida mexicana, mariscos o poblana.

Aguilera Ortiz dice que no le gusta hacer planes, pero quiere seguir con el negocio de su padre, el cual actualmente da empleo a nueve personas, entre mexicanos, haitianos y de otros países de América Latina.

El chef, quien desde hace ocho años radica en Chile, dice que no es afín a cómo las cosas se manejan en México: “Vi cómo está la situación en México, un tiempo estuve trabajando con un candidato a gobernador de Oaxaca y me tocó recorrer todos del estado donde vi la pobreza en la que está metido el estado, cómo se mueve la política: les importa más estar lucrando que la misma gente que se está muriendo”.

¿Y entonces cuál es la gran diferencia entre emprender un negocio en Chile que en México?

Aquí en Santiago el restaurante cierra a las 5 de la mañana y siempre tiene las puertas abiertas. Hasta el momento, no he tenido ningún incidente y no existe la extorsión.

La respuesta corresponde a la realidad: En el 2016, México continuó como el principal inversionista latinoamericano en Chile. Según datos oficiales, la inversión acumulada de México en Chile se calcula en alrededor de 7,000 millones de dólares.

CRÉDITO: 
Fernando Gutiérrez / El Economista

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.