Kueski, los geeks se ponen a prestar

Foto EE: Natalia Gaia

Adalberto Flores y Leonardo de la Cerda tenían algo en común desde que eran niños: el deseo de hacer algo que contribuyera a cambiar a la sociedad. Lo que interpretan como respuesta a esa inquietud es Kueski, la plataforma de préstamos en línea, que ha ayudado a cientos de usuarios sin acceso a servicios financieros a salir de sus problemas inmediatos.

Los créditos peer to peer lending (P2P) están en boga en México, pero al igual que el financiamiento colectivo (crowdfunding) enfrenta el reto de superar la desconfianza de los usuarios. Los fundadores de Kueski consideran que esto se logra haciendo las cosas bien.

“Si el usuario se lleva una buena experiencia, va a repetir –el servicio- y lo va a recomendar. Solito se va a dar. Nos han hablado para decirnos: ‘¿cómo sé que ustedes no son un fraude?’. Somos una Sofom (Sociedad Financiera de Objeto Múltiple), tenemos certificado de que somos una empresa que existe, tenemos oficio de confidencialidad. Poco a poco nos vamos ganando la confianza de los clientes”, explica Adalberto Flores, director general de Kueski.

Si algo distingue a esta nueva ola de emprendedores, es su vocación social. Los ingenieros tapatíos consideran que al buscar el beneficio personal, también debe considerarse a otros. Su servicio en línea es una alternativa financiara para aquellos que carecen de crédito bancario o que pagan altas tasas en las casas de empeño.

La atención al cliente es primordial para la empresa y en ello involucran a todo el personal. De La Cerda es el responsable de Operaciones y ve a la tecnología como un medio para satisfacer al usuario. Para ello, una vez al mes, su equipo técnico se pone al teléfono en el área de atención a clientes para platicar con estos. De la experiencia surgen nuevas ideas para mejorar la plataforma.

FINANZAS Y TECNOLOGIA

Kueski fue lanzada en enero del 2013. Para acceder a un crédito el usuario tiene que indicar en la página cuánto dinero necesita y por cuánto tiempo. El sistema calcula de inmediatamente el monto a pagar. Luego llena un formulario, cuya información es encriptada. A través de una serie de parámetros, el sistema toma la decisión de otorgar el préstamo o no en cuestión de minutos. Si es aprobado es menos de dos horas se realiza el depósito, si no se le notifica al usuario.

La empresa tiene 10 empleados y reporta un crecimiento mensual de 20 a 35%, asegura su director general, quien estima cerrar este año con al menos 1,000 créditos otorgados. Estos van de 2,000 a 5,000 pesos con una tasa de 22%, la cual disminuye cuando son clientes recurrentes.

De cómo surge la idea, Flores Ochoa comenta: “Cuando hablaba con nuestros clientes les preocupaba que no había mucha gente con tarjetas de crédito. Leo y yo somos supergeeks en finanzas y pensamos que si las combinábamos con la tecnología encontraríamos una solución para ese mercado. Vimos varias ideas y decidimos que Kueski era la manera más inteligente para hacerlo”.

Ambos dejaron sus respectivos trabajos en Ooyala y Microsoft para iniciar el proyecto, que pronto atrajo la atención de inversionistas. En mayo de este año, la empresa cerró su primera ronda de inversión por 1.3 millones de dólares con CrunchFund y Core Ventures Group.

Flores Ocha comenta que los recursos se invertirán en tecnología de automatización y de riesgo. La empresa se integró recientemente con Mambu, un sistema de gestión de cartera en la nube, que se encargará de administrar la de Kueski.

MÉXICO, PRÓXIMO HUB MUNDIAL DE TI

Kueski tiene entre sus filas a un envidiable equipo de ingenieros con grado de doctorado, quienes son el sistema nervioso atrás de la plataforma. A pesar de este talento, Adalberto y Leonardo desean que sus colaboradores creen en el futuro sus propias empresas.

Y es que para los emprendedores, en México el costo para poner una empresa en Internet o de tecnología ha disminuido dramáticamente debido a que ahora es financieramente más accesible el precio para almacenar y para procesar información, a lo que se suma que el país está adquiriendo notoriedad entre inversionistas, aseguran.

“Una persona puede hacer un programa que impacte a millones. Estoy convencido de que México se posicionará en los próximos 10 años como un hub mundial de tecnología de la información, si el gobierno nos apoya correctamente para que salgan este tipo de proyectos”, vaticina finalmente Adalberto Flores.

[email protected]

CRÉDITO: 
Angélica Pineda / El Empresario