Izu, una micro empresa textil de exportación

Su meta es llegar al mercado francés. Foto: Hugo Salazar / elempresario.mx

Desde hace 15 años, este pequeño taller de Coyoacán ofrece una gama de 120 colores diferentes plasmados en lienzos y ropa para dama y caballero

Algunas personas nacen con características intangibles que las hacen específicas, agraciadas y únicas. Cecilia Cao es una de ellas. Los escépticos llaman a su sensibilidad para combinar colores y telas: un talento; los creyentes, un don.

Desde hace 15 años, Cecilia, originaria de Coyoacán, se especializó en aplicarle a la manta de cielo distintos colores a pesar de que esta tela se utilizaba como instrumento de trabajo en la albañilería y en la industria de los quesos. Con reactivos industriales y tintes que no se deslavan, le dio un uso diferente: el de una prenda de vestir.

“Lo que quiero proyectar es una mezcla entre pueblito y alta tecnología, lo rústico del campo y el contraste de la ciudad, donde se vive de recuerdos pero a la vez uno anda a 1,000 por hora”, comenta Cao, quien es fundadora de Izu, pequeña empresa de artesanías textiles.

SERVICIO, SU CARTA

Izu, que en mixteco significa “estrella fugaz”, ofrece una gama de 120 colores diferentes plasmados en lienzos de medio metro para uso como mascadas, decoración de interiores de hasta 23 metros, además de bolsas, ropa para dama y caballero.

“Me preocupo con identificar las necesidades y gustos de mi cliente: le pregunto su modo de vida, si es romántico, deportista o bohemio, así sé qué colores le quedan según su personalidad”, explica esta mujer emprendedora. Confiesa ser autodidacta y tratar de ir siempre a la vanguardia.

DE LAS CAÍDAS SE APRENDE

“Como empresaria me he enfrentado a la falta de recursos para comprar material de trabajo, pero no me echo para abajo, instituciones como Proempleo y ProMéxico me han enseñado a administrador mi negocio, a conocer el mercado y a saber aprovecharlo”, comenta. Con la crisis económica actual, Cecilia prepara a su personal para tiempos mejores, les enseña técnicas de teñido y combinaciones de tintes.

DISCIPLINA AL EXPORTAR

Desde el 2004 exporta 20,000 metros de tela a Alemania al año; sin perder de vista su meta principal: conquistar el mercado francés.

Cao recomienda a los pequeños empresarios, que como ella buscan nuevos horizontes, utilizar Internet como una herramienta para conocer el perfil de otros mercados, contactar tiendas en otros países, identificar a la competencia y darle un valor agregado a los productos. “Ser disciplinada, honesta y creer en mí misma me ha llevado a alcanzar otras tierras”, detalla la empresaria.

AL VIEJO CONTINENTE

  • Sólo 4 personas conforman la empresa.
  • Desde el 2004 cada año exportan a Alemania 20 kilómetros de manta de cielo.
  • Los alemanes la usan para protegerse el cabello.
  • Sus consumidores generalmente son jóvenes estudiantes.
  • Durante 2005-2006 pudo exportar a Irlanda a través de un cliente de origen italiano.

[email protected]

CRÉDITO: 
Samantha Álvarez