Ideas frescas vs inexperiencia y malas prácticas

Foto EE: Arturo Cardoso

Con ideas innovadoras, la agencia OnzeSports busca liderar el mercado de representación de futbolistas tanto en ingresos como en reputación.

Las empresas recién creadas enfrentan múltiples retos para salir adelante, uno de los más comunes involucra la imagen inexperta de los emprendedores. Sin embargo, también tienen la oportunidad de aportar ideas frescas que cambien la mala fama que el cliente tiene de un producto o servicio existente.

A este desafío se enfrentó, Alfredo Rosales, cofundador y director de OnzeSports, agencia de representación deportiva, quien califica al futbol como una industria con malas prácticas, pero con grandes beneficios para jugadores, managers y Clubes.

“Fue difícil porque soy joven y la gente que está posicionada, jugadores y directivos te ven como inexperto”. Para contarrestar esto, Alfredo apostó por el marketing de contacto directo con atletas y técnicos deportivos, quienes difundian con altos mandos de los Clubes la labor de OnzeSports.

Para destacar, Alfredo formó un grupo de trabajo compuesto por gente joven, con ideas frescas en aspectos jurídicos, fiscales, comerciales y deportivos; todo al servicio del cliente y que eliminaran las prácticas de corrupción que ronda la contratación de jugadores.

“Algo que no ha existido en México durante años es el profesionalismo y honestidad con los Clubes y jugadores. Estamos acostumbrados a ver mal la representación por las malas prácticas que buscan inflar jugadores para obtener ganancias cortoplazistas”.

Alfredo asegura que, al menos en OnzeSports, han logrado mantener una comunicación honesta con presidentes y directores deportivos para ofrecer mejores beneficios a sus clientes.

“No sólo nos dedicamos a acomodar jugadores, realmente asesoramos y cubrimos las necesidades que ellos buscan dentro de un Club. Se trata de acompañar al jugador, ya sea en el gimnasio, alimentación o la parte psicológica. Mientras mejor se encuentren, mejor nivel tendrán para competir”.

AFICIÓN Y NEGOCIO

Rosales conocía el medio porque fue jugador de fuerzas básicas de los Pumas, ahí aprendió a relacionarse con entrenadores y jugadores, al punto de mezclar su afición con su carrera en Administración para dar vida a OnzeSports.

La empresa inició operaciones con una inversión de 150,000 dólares costeada por Rosales y su equipo de socios: Bernardo Fernandez, Jorge Mondragon y Ricardo González, quienes además de financiar, su expertis reforzó las áreas comercial y legal. Después llegaría Andrés Cardenas para apoyar en el tema jurídico deportivo, ya que cuenta con licencia de agente de la Federación Internacional de Futbol Asociación (FIFA).

El portafolio de servicios incluye promoción al atleta ante Clubes que buscan nueva plantilla. Asesoría financiera y fiscal para proteger el patrimonio de sus clientes. Negociación de contratos entre jugador y Club, del cual la agencia obtiene el 10% de comisión. Y manejo de imagen entre jugador y marcas comerciales como Nike, Adidas y Puma.

OnzeSports cuenta con 46 clientes, de los cuales detacan: Mariano Pavóne (Cruz Azul), Luis Cardozo (Monarcas), Erik Pimentel (América), Horacio Cervantes (Jaguares), Armando Zamorano (Monarcas), Alexandro Álvarez (Monarcas), Cesar Lozano (Jaguares), Liborio Sánchez (Toluca) y seleccionados nacionales sub 17 y 20 en primera división.

Para descubrir talento se realiza un trabajo de prospección para evadir errores, “no sólo nos enfocamos en el chavo que juega bien. Nosotros tenemos un acercamiento con él y su familia, conocemos su pasado para descubrir inquietudes y lo convencemos de que puede ser profesional”.

Un contrato de representación puede tomar desde un mes hasta año y medio. Con la firma, el trabajo de representación se enfoca a ‘jalarles las orejas’ a los jugadores para que logren sus objetivos. “Hay chavos que se descarrilan porque no están convencidos de ser jugadores profesionales. Ahí está nuestra tarea de encarrilarlos”.

La firma del contrato involucra al jugador, representante y club (vicepresidente o director). La cantidad depende de la utilidad que tiene el jugador y se plantea en plazos mensuales o anuales.

La intensión de Rosales es liderar el mercado, no sólo en ingresos sino en el acercamiento con Clubes nacionales y extranjeros. “Nos basamos en confianza, y en la medida de que nosotros tengamos mayor acceso a jugadores y Clubes, los haremos más consientes de que pueden mejorar y eso será redituable para todos”.

EL PRECIO DEL TALENTO

Rosales divide el potencial de los jugadores en: exportación, selección nacional mayor, primera división, divisiones inferiores, selección sub y fuerzas básicas. “Los seleccionados sub 17, 20 y mayor tienen valor agregado en contratos, porque poseen un indicador más perfilado al éxito”.

La diferencia económica entre un contrato de selección nacional comparado con uno de primera división es de hasta 60% extra. Para un seleccionado de fuerzas básicas puede aumentar entre 20 y 30%, dice Alfredo.

Un jugador de primera división que se está abriendo camino tiene un sueldo promedio de 300,000 pesos mensuales; dependiendo el club y la cotización mediática.

[email protected]

acv

CRÉDITO: 
Arturo Cardoso / El Empresario