Amor del Bueno prepara sus ventas

Foto: Mario Hernández./ elempresario.mx

Tener una cafetería donde la gente pudiera compartir sus historias de amor y además comprara productos estampados con versos románticos era el sueño de María Luisa Guerrero, diseñadora y dueña de Amor del Bueno.

Esta pequeña empresa, que da trabajo a ocho personas, dibuja diferentes personajes basados en los estereotipos de la gente, los cuales estampa en cuadernos, tazas, cojines, dulceros y separadores, de acuerdo con lo que el cliente le solicite.

La Forever Young, La 100% Sexy, La Niña Buena, La Bruja, La Fashion, Las Antiprincesas, La Cabrona y El Farol son algunos de los 40 personajes que Amor del Bueno ha creado.

“Tenemos cuadernos estampados con nuestros personajes, mandiles, cojines, relojes, mousepad, adornos para las puertas. Sin embargo, nuestra empresa cuenta con tres líneas: sarcástica, cursi y personalizada; la gente que llega a la tienda puede personalizar sus productos, éste es el plus que acerca a nuestros cliente”, explicó María Luisa.

Desde hace dos años y medio los productos de Amor del Bueno se distribuyen en la colonia Narvarte, Santa Ursula Coapa y Escandón, además ya están en pláticas con dos tiendas, una en San Luis Potosí y otra en Villahermosa, Tabasco.

Llegar a más corazones

“Queremos establecernos en las redes sociales como Facebook para mantener informados a sus clientes de las novedades de la empresa, así como acercarnos más al público joven”, afirmó María Luisa.

Este 14 de febrero la empresa espera crecer 35% con respecto al mes anterior. Su estrategia ya está en marcha: sacar una línea de productos más baratos sin sacrificar la calidad, sólo el tamaño.

Para consolidarse como una empresa formal y establecer un plan de negocios sólido, Luisa se acercó a la incubadora de negocios de Proempleo y participó como expositora en Semana Pyme 2009.

“Al iniciar un negocio hay que planear cómo funcionará y arriesgar los recursos que poseemos, además de invertirle todo el tiempo que podamos”, finalizó.

lhmoreno@elempresario.mx

CRÉDITO: 
Lucina Hernández

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.