Blog de María del Carmen Cabrera

Por:

Si cada persona excava en su memoria en busca de momentos de emprendimiento infantil, seguramente los encontrará.
La necesidad de hacer, crear y empezar cosas nuevas existe en nuestro interior desde que nacemos.

Por:

En esta búsqueda de bienestar económico a cualquier nivel, no todos se detienen a ver lo más importante: la libertad.

Por:

Al ver un niño emprender aprendemos que los límites no existen, que somos nosotros mismos quienes nos los imponemos.

Por:

Hay quienes tienen miedo al éxito y quienes temen al fracaso y, con tal de no enfrentarlo, prefieren matar sus sueños. Para muchos, el miedo a emprender tiene sus raíces en una baja autoconfianza,

Por:

Los objetivos del emprendimiento son la realización personal y profesional, el beneficio económico es una consecuencia, el resultado de hacer bien aquello que amamos.

Por:

Emprender significa “empezar algo”, y esto requiere de una serie de competencias que mientras más temprano se aprendan, más se desarrollarán.

Por:

Si has tratado de emprender tu propio negocio, pero te rindes al poco tiempo o, peor aún, ni siquiera te atreves a empezar, es momento de que aprendas de los más pequeños y emprendas como niño. A continuación te decimos cómo hacerlo:

Por:

En todas las generaciones hay niños emprendedores, seguramente te has dado cuenta de que hoy en día muchos más niños generan ideas y emprenden negocios.

Por:

El verdadero fomento al emprendimiento es, más que programa o una política de gobierno, un cambio cultural.

Por:

Muchas veces hemos escuchado la palabra vocación y la hemos asociado con una actividad o trabajo, sin profundizar en lo que realmente significa y su importancia.

Ese llamado, que algunos escuchan y otros niegan, es más importante de lo que pensamos.

Distribuir contenido