bioplástico

Por: Elizabeth López Argueta / El Empresario

Giselle Mendoza, originaria de Zacatecas y de tan sólo 21 años de edad, aprovecha las cáscaras de naranja y el bagazo para crear bioplástico que puede usarse en el campo de la biomedicina, envasado y embalaje, alimentos y agricultura.

Por: Redacción / El Empresario

El proyecto desarrollado en el Tec de Monterrey se degrada en su totalidad en tan sólo tres meses.

Por: Elizabeth Meza Rodríguez / El Empresario

A sus 21, Giselle Martínez creó la empresa GECO que produce envases a partir de residuos de cáscara de naranjas.

Distribuir contenido