Cómo impulsar el desarrollo de talento dentro de una empresa

Transformar una empresa y convertirla en una Top Company es un reto que requiere apoyo de todo el talento que conforma dicha organización, por medio de programas de entrenamiento enfocados en la transición generacional que actualmente se vive, y sobre todo, buscando hacerlos atractivos para las nuevas generaciones como es el caso de los millennials.

Se estima que este grupo también conocido como Generación Y conformará el 50% de la fuerza laboral en el 2020, y debido a que comienzan a representar una potencia en la toma de decisiones del mercado e incluso en puestos clave dentro de una empresa, es importante enfatizar en sus necesidades de aprendizaje y la forma como las empresas los capacitan.

La influencia familiar, social y sobre todo tecnológica, ha marcado fuertemente la manera como ellos visualizan el aprendizaje, sus relaciones y velocidad de interacción, medida en donde parten los fundamentos de sus necesidades de capacitación.

Ante dicho análisis, podría decir que las organizaciones que estamos viviendo esta transición generacional, nos vemos obligadas a desarrollar programas de entrenamiento para una mezcla generacional que nos obliga a mantener estándares de capacitación ya conocidos, pero agregar nuevos esquemas que contengan las siguientes premisas:

a) Experiencial: Aprovechando el deseo que tiene esta generación de participar en proyectos exigentes y aprender a través de solucionar problemas reales.
b) Traje a la medida: Desarrollando programas de coaching y cápsulas de aprendizaje acorde a las necesidades y con base en requerimientos.
c) Cara a cara: Ofreciendo la oportunidad de interactuar con otras personas que puedan ofrecer conocimiento específico y puntual.
d) Multi-fuentes: Creando un entorno de aprendizaje rico que permita a las personas ubicar información de múltiples fuentes.

Recientemente en la empresa en la que participo, hemos recibido el reconocimiento como una Top Company que “Integra generaciones de forma Inteligente y articulada”, buscando unificar programas que contengan ingredientes como es el caso de:

*El desarrollo de programas de integración de nuevas generaciones, donde desde su primera experiencia tengan la posibilidad de liderar proyectos, apoyados por un sponsor que les pueda ayudar a dirigirlos. Un ejemplo claro de esto, lo maneja AXA México, donde se tiene un programa de becarios denominado Axelerees, con el que se ha logrado una retención de nuevos talentos de más del 60 por ciento.

* Otro de los puntos es contar con comunidades de aprendizaje, manejados por expertos internos, que beneficien no sólo el conocimiento aplicable en la empresa, sino en cómo mejorar aspectos de tu vida. Como un ejemplo podrían destacar temas de finanzas personales en el que se realizan talleres de discusión alineados a los problemas más frecuentes y la manera de resolverlos, en dicho aspecto.

* Asimismo es importante generar programas de mentoring, donde se ofrece el apoyo de ejecutivos de alto nivel para talentos emergentes, que permitan responder a preguntas y preocupaciones específicas.

* También es importante contar con redes sociales internas que permitan crear una comunidad de personas interesadas en manejo de servicio al cliente, e impulsar el intercambio de ideas, o crear grupos externos en los cuáles participen los empleados y puedan ser fuentes de información de mejores prácticas, etcétera.

De este modo, las nuevas generaciones obligan a crear nuevas condiciones de trabajo y de educación en nuestros espacios, que permiten a cada una de las empresas poder reinventarse y ser un aliciente para el desarrollo profesional de cada uno de sus colaboradores.

*La autora es Vicepresidente Ejecutiva de Recursos Humanos de AXA Seguros