¿Cómo protejo mi flotilla ante la temporada de lluvias?

Ante el inicio de la temporada de lluvias, mismas que se presentan en la cuidad y el riesgo de qué nuestra flotilla sufra algún percance, es necesario conocer las afectaciones que podrían provocar estos fenómenos hidrometeorológicos a nuestros autos, sobre todo si estos son indispensables en tu Pyme, ya sea para transportar productos o llegar a una cita de negocios.

En México se estima que 40% del territorio y más de una cuarta parte de la población, son propensos a inundaciones. De acuerdo con AXA Seguros, los daños mecánicos, la afectación de las vestiduras interiores y problemas al sistema eléctrico, aumentan 20% en estas temporadas.

En ese sentido, es necesario prevenir las consecuencias que un fenómeno hidrometeorológico puede ocasionar a nuestra flotilla. Por ejemplo, si el nivel de agua sube por encima de las llantas y ésta alcanza el interior del automóvil, no basta con dejar que seque, quizá sea necesario reemplazar vestiduras, instrumentos de control y otras piezas dañadas. En ocasiones, para este tipo de casos el costo de la reparación puede ser incluso mayor al valor comercial del vehículo.

Que la lluvia no te sorprenda

Muy pocas Pymes tienen la cultura de la prevención a la hora de asegurar su flotilla, por lo que es importante considerar las necesidades específicas para cada negocio. Contar con un seguro que resguarde los vehículos de la empresa es proteger nuestro patrimonio.

En temporada de lluvias y ante cualquier imprevisto, el seguro es una inversión que te ayudará a mitigar los percances que puedas presentar. Para que un seguro cubra los daños materiales causados por inundaciones o fenómenos naturales, incendio, colisión, vuelco o choque, es necesario contar con una cobertura amplia, por lo que en caso de sólo contar con cobertura de Responsabilidad Civil, el auto no estará amparado por daños ante estos fenómenos.

¿Qué hacer en caso de una inundación?

  1. Procura estacionar tu vehículo en lugares donde no se produzcan corrientes de agua.
  2. Busca un sitio elevado para detenerte cuando se presenta una lluvia muy fuerte. Si el agua sube más de 30 centímetros, el motor debe apagarse lo antes posible.
  3. Si los niveles de agua rebasan más de 30 centímetros se debe desconectar la batería y el sistema eléctrico para evitar fallas más graves.
  4. Es importante verificar que el combustible no contenga agua.
  5. En caso de contar con un seguro, llamar a tu aseguradora y exponer el siniestro.
  6. Piensa que uno de los bienes de valor para tu Pyme más vulnerable a sufrir daños por la temporada de lluvias es tu auto, por lo que es necesario considerar la contratación de un seguro. ¡Protege tu flotilla!

    Algunas recomendaciones indispensables para contratar tu seguro:

    • Es conveniente recordar que al contratar un seguro deben quedar muy claras las condiciones generales de la póliza, así como conocer la cobertura contratada.
    • Verificar que el documento tenga impreso el número de póliza, los datos del contratante, datos del conductor habitual, información del vehículo (modelo, número de motor, placas, etc.) y datos de la aseguradora.
    • Leer detenidamente las condiciones y exclusiones definidas en la póliza.