México debe adoptar nuevas formas laborales

Foto: Cortesía

El 58% de la población considera ser más eficiente en una oficina

En diversas partes del mundo, algunas empresas han optado por el sistema de “Home Office”, pues es considerada la modalidad de trabajo de futuro, demostrando que esta práctica se ve traducida en mayor productividad y menores costos operativos y administrativos en la compañía, así como un mejor balance de vida para los empleados.

Sin embargo cifras de la última encuesta realizada por Randstad México, señalan que somos un país anclado a las estructuras tradiciones, ya que, 58% de las personas encuestadas considera ser más productivo si trabaja desde una oficina y no en su casa, asimismo, 84% gusta de trabajar bajo un esquema de horario tradicional.

Lo anterior no sólo responde a una falta de adopción de nuevas formas laborales por parte de los mexicanos, sino de las mismas empresas quienes deben proporcionar al trabajador los elementos necesarios (tecnológicos y culturales) para que esta modalidad de trabajo "Home Office" sea realmente productiva.

Para la implementación de este tipo de prácticas, se requiere mucho más que una infraestructura tecnológica, las empresas necesitan establecer formas de trabajo y evaluación, generar en sus empleados una cultura que garantice la productividad y establecer relaciones de confianza, entre otras. Además de que el trabajador debe de poseer la capacidad de ser disciplinado y responsable para no distraerse en actividades del hogar y cumplir con sus objetivos en el plazo acordado. Muchas veces los que trabajan en casa terminan laborando más horas de las que deberían, debido a que no se establece una división clara entre trabajo y el hogar.

CRÉDITO: 
Equipo de Redacción