Determinar objetivos para obtener resultados

El inicio de cada año renueva el espíritu en las organizaciones, pues trae consigo esperanza respecto del abanico de oportunidades que se abre en el horizonte de las empresas.

Al igual que en el ámbito personal, la empresa se contagia de los propósitos de año nuevo, motor que impulsará cada una de las tareas requeridas en el futuro inmediato; pero es preciso un enfoque objetivo, que anule el espejismo al cual nos enfrentamos.

Así pues, lo invito a considerar el uso de un par de herramientas que le ayudarán a cumplir con lo que usted desea para su empresa.

Hablo de determinar objetivos y utilizar un cronograma de trabajo para dar seguimiento a las tareas.

El primer paso es definir lo que desea lograr, llamaremos a esto objetivo. Éste debe cumplir básicamente con dos requisitos: ser cuantificable y medible.

Un objetivo es cuantificable cuando determinamos una unidad de medida para saber si hemos cumplido con él. Por ejemplo, cuánto dinero se destina al área de ventas, cuántas unidades deberán producirse o el monto que debe gastarse en cierto rubro.

Otro factor de importancia estriba en el hecho de que el objetivo sea medible, es decir, debemos especificar el tiempo que requerimos para tener a la vista los resultados deseados. Será medible en tanto consideremos tiempos, esto es, fechas u horas, según el caso, para la entrega de tales resultados.

Determinar lo que se busca parte de la identificación de capacidades, habilidades, conocimiento e infraestructura existentes en la empresa, con lo que podremos asignar responsabilidades entre quienes cumplirán lo planeado.

En este punto se trazan las tareas, estrategias para cada uno de los objetivos y metas, cuyo cumplimiento habrá de vigilarse conforme a lo previamente proyectado.

El segundo paso es plasmar en un documento lo planeado (cronograma de trabajo). Al concentrar los factores que se encuentran alrededor de las tareas definidas, contamos con un eficaz medio que nos auxilia en el seguimiento de cada tarea.

El cronograma debe ser llenado en la sesión de planeación y firmado por cada uno de los participantes, con lo cual el equipo está consciente de las tareas a las que se ha comprometido, del tiempo en que deberá entregarlas y la forma como se requieren.

Parte fundamental de este proceso es el seguimiento a lo establecido; entendámoslo como estar al tanto del avance de las tareas, para conocer lo que podría obstaculizar su cumplimiento. Es necesario un seguimiento muy estricto, porque si no revisamos los avances, al final encontraremos sorpresas desagradables.

Sin más, espero que este ejercicio, que es fundamental para el cumplimiento de sus objetivos, y para que le ayude a dar una mejor dirección a su organización. Le deseo mucho éxito y que tenga un próspero 2008.
[email protected]

Alcance sus metas
1.Defina objetivos que sean cuantificables y medibles.

2.Elabore un cronograma de trabajo que especifique las tareas a realizar.

3.Seguimiento: es importante que supervise de manera continua cada una de las actividades planeadas.

4.Identifique las áreas de oportunidad

5.Emprenda nuevas acciones de manera continua, corrija errores a tiempo.
Fuente: Complemento Estratégico.

CRÉDITO: 
Raúl Pérez Fonseca