Crece el uso de tarjetas empresariales en México

Dan liquidez, pero a altas tasas de interés. Foto: Archivo / elempresario.mx

En un principio se usaron únicamente para gastos de viajes y representación; posteriormente se pudieron pagar impuestos, primas de seguro, telecomunicaciones y servicios de contabilidad y consultoría.

Una tarjeta corporativa es un instrumento financiero que generó la banca para que las empresas obtuvieran créditos para poder pagar sus cuentas y comprar materiales. Dependiendo de las garantías de la pequeña y mediana empresa, se llegan a otorgar créditos de $100,000 o hasta $200,000 pesos.

Llegaron a México hace 25 años. En un principio se usaron únicamente para gastos de viajes y representación; posteriormente se pudieron pagar impuestos, primas de seguro, telecomunicaciones y servicios de contabilidad y consultoría.

Generalmente estas tarjetas otorgan

VENTAJAS

El principal beneficio de contar con este tipo de instrumento crediticio es la capacidad de tener liquidez para cumplir los compromisos, explica Francisco DaRochacampos, director general de tarjetas comerciales de American Express (Amex) para Latinoamérica.

Existen tarjetas que cuentan con la capacidad de ofrecer planes de crédito a meses sin intereses o dan plazos de 39 días para pagar el monto total sin cargos adicionales. Las tasas de interés, afirma el directivo de Amex, son muy bajas, del 0.8 al 0.9% en función de las tasas del día.

Gerardo Dubcovsky, académico de finanzas de la Universidad del Valle de México (UVM), dijo que esta tarjeta puede ayudar mucho a las Pymes, ya que les permite una mejor administración de sus recursos.

No obstante, coincidieron los expertos, es fundamental saber utilizar este instrumento crediticio.

RIESGOS

El principal riesgo es caer en un grave endeudamiento que ponga en juego la supervivencia del negocio.

Si bien el representante de American Express indicó que las tasas de interés son bajas, el docente de la UVM y experto en temas financieros indicó que en México las los intereses bancarios suelen ser muy altos, del 25 o 40%, tanto para personas como para empresas, aunque si haces un buen uso de ellas pueden ir bajando.

Dubcovsky explicó que es necesario que desde la formación básica se brinde a las personas educación financiera, ya que los mexicanos no tienen políticas de mesura con respecto a sus créditos. “Tener una tarjeta de crédito no significa tener más dinero”, agrega el experto.

CADA VEZ MÁS PYMES LA USAN

DaRochacampos indicó que la adopción de tarjetas corporativas va en aumento y que el 90% de los clientes de American Express son Pymes. Esto se debe, destacó, a que las empresas comienzan a conocer sus bondades.

Coincide con él el experto en finanzas de la UVM, quien también le atribuye este incremento a la situación económica que actualmente vive el país.

Requisitos para obtener una tarjeta corporativa

  1. Contrato de Tarjeta de Crédito Empresarial debidamente requisitado y firmado por el representante legal,
  2. Carta de autorización para consultar en Buró de Crédito,
  3. Acta Constitutiva y Poder Notarial para suscribir títulos y operaciones de crédito,
  4. Balance general y estado de resultados (generalmente solicitan de 2 años anteriores y uno parcial del año en curso),
  5. Algunas instituciones solicitan que los estados financieros estén dictaminados,
  6. Identificación oficial del representante legal de la empresa y de cada uno de los Usuarios,
  7. Comprobante de domicilio, entre otros.

Fuente: Condusef

[email protected]