Transforma tu comunicación interna

Archivo/eleconomista.mx

Buena comunicación, brinda productividad a las empresas.

En la actividad organizacional se necesita emplear y analizar la información disponible (y hacer un esfuerzo colectivo por entenderla), para excluir algunas de las miles fuentes de datos existentes. De esta manera, el análisis informativo se simplificará para generar una buena comunicación y brindar productividad en nuestra empresa.

La comunicación tiene una función de carácter estratégico y es un elemento de progreso y eficacia dentro de todo negocio, ya que genera entendimiento entre los miembros del equipo y traza metas claras a seguir. Sin embargo, en ocasiones, no existe intercambio de opiniones entre jefes y empleados, lo cual podría frenar nuevas ideas que generen estrategias eficaces.

La palabra comunicación proviene del latín communis que quiere decir “común”. En castellano, esta terminología indica la estrecha relación entre "comunicarse" y "estar en comunidad", que significa poner algo en “común”, a través de nuestra comunicación para estar en sintonía con nuestro entorno.

Aunque la función de la comunicación es intangible, es visiblemente notoria pues facilita la integración de factores y técnicas en la aplicación de tácticas claras con los recursos adecuados.

De esta manera, es necesario que sepamos cómo aprovechar la rapidez y la facilidad de la comunicación interpersonal e inter-organizacional; para ello, es necesario introducir nuevos modelos de comunicación, responsabilidad y trabajo en equipo que alteren radicalmente la manera de operar dentro de la organización y, por ende, los resultados de ésta.

Para arrancar con este cambio dentro de la firma, es necesario que apoyemos a los líderes clave, los designados a dar instrucciones dentro del equipo, para que éstos apliquen metodologías que faciliten el intercambio de ideas y brinden una nueva manera de comunicarse con el equipo.

Dentro de la empresa la comunicación está cambiando, y más aún con las herramientas tecnológicas puestas a nuestra disposición, ya que no sólo abarca a los empleados y clientes, sino que genera interacción con los vecinos, consumidores, instituciones educativas, administración local, etc., y éstos opinan, reclaman y exigen a las empresas implicarse en la mejora social.

Hoy en día, muchas de las grandes firmas han integrado comunicadores en calidad de expertos, con un alto nivel de conocimientos en la práctica profesional y un dominio conceptual y técnico de la comunicación como función estratégica de la dirección de empresas, lo cual nos indica lo importante que es esta actividad en nuestros negocios, por más pequeños que sean.

Así, la correcta administración de una empresa depende en gran parte de la colaboración de todos sus integrantes, que respeten las normas establecidas, y de una libertad de expresión con base en una comunicación que fluya adecuada y oportunamente en beneficio de la productividad.

Unas de las agrupaciones sociales más importantes son las organizaciones, las cuales no se forman accidental ni espontáneamente, sino son creadas porque uno o más individuos perciben que la acción coordinada de un número de personas puede lograr algo que la acción individual no podría.

Una organización que planifica las actividades dentro de un grupo de personas logra que todos persigan una meta en común, a través de la división del trabajo y funciones. Por ello, para iniciar esta gestión comunicativa, se deben identificar los elementos que propicien una comunicación organizacional bajo un entorno de cambio en los estándares aprendidos a lo largo de nuestra vida.

*Expresa, Marketing y BTL
Twitter: @adolfotunon

CRÉDITO: 
Adolfo Tuñón Velázquez*