Sector agropecuario dispuesto a pagar más ISR

Foto: Archivo/El Economista

La exención de pago de impuestos impactaría a pequeños productores: CNA

El sector agropecuario está dispuesto a pagar un Impuesto Sobre la Renta (ISR) de hasta 26% desde la tasa actual de 21% que tributan, expresó Benjamín Grayeb Ruiz, presidente del Consejo Nacional Agropecuario (CNA) durante el Foro Global Agroalimentario celebrado en Aguascalientes.

En la propuesta de reforma fiscal planteada por el presidente Enrique Peña Nieto se propone que las empresas dirigidas a actividades agrícolas, ganaderas y pesqueras tengan una tasa de ISR de 30 por ciento.

El presidente del CNA expresó que ellos proponen un aumento gradual, y que no se elimine la exención del pago de impuestos a personas físicas con ingresos anuales menores a 40 salarios mínimos ni a personas morales con menos de 20 salarios mínimos. Actualmente, sólo los productores cuyos ingresos superan estos límites están obligados por ley a facturar y hacer una declaración anual.

Homero Celís Mota, secretario del CNA, indicó que la eliminación de esta exención impactaría principalmente a los pequeños productores, ya que no podrían soportar los costos que implicaría realizar en orden y forma su tributación, y agregó que 80% de los productores en el país se ubica en esta clasificación, por lo cual la reforma hacendaria debería sensibilizarse ante ellos.

Y es que estos productores cuentan con pocas cabezas de ganado y hectáreas para cultivar, por lo cual no tienen grandes ingresos, dijo Celís Mota, en contraste con los medianos y grandes productores, los cuales pueden cooperar en la recaudación fiscal.

En tanto, como contraparte a la eliminación de la exención de 14% en los pagos de impuestos a la producción, el CNA propone que se establezca en 10%, dijo Grayeb Ruiz.

“Esta (reforma) nos pega un poquito pero estamos dispuesto a apoyarla como hemos apoyado a todas”, expresó Grayeb Ruiz, quien agregó que en las pláticas que ha mantenido con el secretario de Hacienda, Luis Videgaray, no presenta una lista de todo lo que les afectaría la reforma, pero sí en los temas transversales.

Destacó que las recientes reformas presentadas por el Ejecutivo federal deben llevarse a cabo, “necesitamos reformas, el país no puede vivir únicamente de petróleo” y dijo que la reforma fiscal está dirigida a apoyar a los más necesitados, por lo cual el Consejo está dispuesto a apoyarla indiscutiblemente.

Asimismo, Grayeb Ruiz dijo que el campo mexicano es muy susceptible, pues es vulnerable ante la volatilidad de precios, las plagas y el mercado. Por lo anterior, más que la tasa impositiva, le preocupan los apoyos al campo. “El exsecretario de economía nos dio balazos al retirar estos apoyos”, expresó.

Sobre el impacto que tendría el impuesto especial a bebidas azucaradas, Grayeb Ruiz refirió que sí tendría impacto en el sector agropecuario sin precisar cifras; no obstante, detalló que se están concentrando en los impactos que involucran a todo el sector.

[email protected]

CRÉDITO: 
Claudia Tejada, El Economista