Realizan cumbre con enfoque cacaotero

Foto: Archivo/Eleconomista.mx

Hershey y AMCO buscan detonar la producción del producto en el sur del país

El cultivo del cacao tiene una profunda raigambre en nuestro país, procedente de tiempos inmemoriales, cuando las culturas Olmeca, Maya y Azteca lograron domesticarlo y utilizarlo a su favor. No obstante, la producción de este alimento se ha contraído en los últimos tiempos, en beneficio de la importación. De ahí la importancia de eventos como la Cumbre del Cacao, organizada por la firma The Hershey y la empresa Agroindustrias Unidas de Cacao S.A. de C.V. (AMCO).

Realizado en la ciudad chiapaneca de Tapachula -el pasado sábado-, este evento congregó a diversos actores del sector cacaotero, desde agricultores y productores hasta entidades de gobierno e instituciones de investigación, todas con una sola consigna: revalorizar la importancia del cacao para el territorio nacional, que habrá de traducirse en procesos de reforestación y restauración de la planta en la zona sur de México.

“La Cumbre ha sido un medio importante para llegar a los diferentes grupos de interés que son críticos para traer de vuelta el cultivo del cacao a México y apoyar así a las familias de los agricultores”, dijo Héctor de la Barreda, vicepresidente y gerente general de Hershey México y Centroamérica.

Además, el simposio inauguró la siguiente fase del Proyecto Cacao México, un programa que inició en 2012 y que contempla 10 años de inversión equivalente a 2.8 millones de dólares, la cual, entre otros aspectos, tendrá las misiones de fomentar buenas prácticas agrícolas, el abatimiento de la enfermedad moniliasis a través de la distribución de árboles resistentes y la restauración de unas 1,000 hectáreas de cultivo que han sucumbido ante dicho mal- causado por un hongo- en Chiapas.

La idea es potenciar la producción del cacao (cuadriplicar rendimientos), incrementar los ingresos familiares y contribuir a la oferta mundial de tan delicioso producto. Así lo manifiestan The Hershey y AMCO, quienes han construido y mantenido viveros para tutelar el desarrollo de árboles tolerantes a la también llamada pudrición acuosa, principal causante de que los rendimientos del cultivo en la zona hayan caído casi a la mitad desde el 2005.

“Después de más de un año de trabajo intenso, esta Cumbre fue una gran oportunidad para compartir el enorme progreso que hemos hecho con los productores, basado en el compromiso de los agricultores de almacenar sus cultivos y recuperar así el orgullo de sembrar el cacao en la región”, dijo Tonathiu Acevedo, director de AMCO.

Los agricultores participantes serán ahora entrenados en los más altos estándares de sostenibilidad del cacao y prácticas laborales, de modo que puedan obtener certificación de terceros, en estricto sentido, organizaciones no gubernamentales. Además, los productores, que próximamente reciban árboles y capacitación a través del programa, son libres de vender su cosecha a quienes ellos elijan.

[email protected]
DCC

CRÉDITO: 
Equipo de Redacción