Mexicanos no tienen un plan para su retiro laboral

Foto: Shutterstock

Según un estudio de MetLife 63% de los trabajadores teme que sus ahorros sean insuficientes

Los mexicanos no están ahorrando lo suficiente para vivir bien en el retiro y ello tiene una posible crisis de retiro en el horno, reveló el “Estudio MetLife de Tendencias de Beneficios para los Empleados en Latinoamérica”.

Y es que, pese a que 63% de los trabajadores en México teme que sus ahorros para el retiro sean insuficientes, 80% reporta no tener hasta el momento un plan para cuando termine su vida laboral formal, comparado con 76% que arrojó la encuesta del 2011.

El estudio se realizó entre 434 empleados de tiempo completo -217 con prestaciones y 217 sin ellos-en firmas con más de 50 empleados.

Según el estudio de la aseguradora, realizado en brasil, México y Chile, de 20% que comenzó a ahorrar, únicamente 36% declara haber alcanzado o se encuentra en camino a lograr sus objetivos, una caída de 14 puntos en comparación con el realizado hace dos años.

Ante la esperanza de vida, la poca planeación financiera y el poco ahorro para el retiro, el número de trabajadores que piensa que tendrá que seguir trabajando hasta los 71 años creció el doble, comparado con la encuesta del 2011, y se colocó en 13% de los encuestados.

Además, casi tres cuartos de los empleados temen volverse una carga financiera para sus familias en algún punto de la vida.

Retención de talento

Para los empleadores de México, brindar prestaciones a sus trabajadores se ha convertido en una herramienta exitosa en la guerra por captar el talento y aunque 50% reconoce que al otorgar estas prestaciones a sus empleados se vuelven más productivos, solamente 25% los otorga.

De acuerdo con Shankar Chaudhuri, director Global de Inteligencia MetLife Inc, el dilema de los empleadores consiste en mantener a los trabajadores contentos con atractivos planes de beneficios que ayuden a aumentar su productividad y, al mismo tiempo, lograr la reducción de costos de estas prestaciones.

Los empleados que reciben prestaciones tienden a permanecer en su empresa un promedio de 6.2 años, mientras que aquéllos que no cuentan con éstos permanecen 5.3 años, indica la encuesta.

Son cinco las principales preocupaciones financieras y de bienestar de los empleadores de países de Latinoamérica: liquidez suficiente para pagar las cuentas en el caso de una pérdida inesperada de ingresos; llegar al fin de mes con suficientes ingresos; poder solventar la educación de los hijos, contar con un seguro médico adecuado y tener seguridad laboral.

sonia.soto@eleconomista.mx

CRÉDITO: 
Sonia Soto Maya, El Economista

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.