Maquiladores temen que reforma fiscal les afecte

Foto: Archivo/Eleconomista.mx

Aumento del IVA y posibilidad de gravar importaciones, principales miedos

Tijuana, BC. El sector maquilador en Tijuana está preocupado por los eventuales cambios que se aprobarán en la próxima reforma fiscal, particularmente, por las modificaciones que pudieran existir en los beneficios que actualmente goza.

Ernesto Ocampo Langarica, director del Comité Fiscal de la Asociación de la Industria Maquiladora (AIM) de Tijuana, destaca que la iniciativa de reforma habrá de presentarse ante el pleno en septiembre del presente año, justo cuando las empresas comienzan a preparar sus presupuestos anuales.

“Hay mucho hermetismo alrededor de esta reforma, que se considera la madre de todas las reformas, puesto que es la que va a financiar a todas las demás; lo cierto es que están hablando de cambios grandes y no de un parche fiscal”, comenta.

Los temores

“Aquí la preocupación del sector manufacturero de exportación es por una posible reducción gradual de los regímenes especiales para la maquila”.

Y es que entre las propuestas que se consideran y que se han mencionado para esta reforma fiscal está un Impuesto al Valor Agregado (IVA) generalizado a 16%, además de la posibilidad de gravar las importaciones temporales.

En la primera, la frontera tendría un serio golpe a su economía debido a que el IVA incrementaría de 11 a 16%, lo que no sólo impacta a las empresas, sino a la economía de la ciudadanía en general, que vería mermada su capacidad de compra, sobre todo frente a un mercado de California, donde el mismo impuesto es de 8 por ciento.

Por otra parte, se habla de gravar con el IVA las importaciones temporales, mismas que actualmente tienen una tasa de 0% para el sector manufacturero y que es una de las cuestiones que busca conservar el sector, explica Ernesto Ocampo.

“Cualquier modificación al IVA debe tener una análisis técnico, mientras que la creación de cualquier impuesto similar al Impuesto Empresarial a Tasa Única debe analizarse muy bien su impacto”, destaca.

“Ya que hay que recordar que la maquiladora no tiene los mecanismos de protección que tienen otras industrias, como ciertas deducciones, debido a que son inversiones extranjeras”.

Periodo de gracia

Por lo anterior la AIM, a través del Consejo Nacional de la Industria Maquiladora de Exportación (CNIMME), ha solicitado que ante cualquier cambio de esta naturaleza se otorgue un periodo de transición y no se genere mayor incertidumbre a las inversiones, que de por sí se tienen constantemente en este país, con cambios fiscales cada año.

“Me parece que hay una visión sesgada del gobierno hacia la maquila. Creo que tienen una visión incorrecta, la consideran como una industria que no quiere pagar impuestos, cuando no es así”.

La maquila es el principal generador de empleo en la frontera del país; tan sólo en Baja California, existen alrededor de 900 empresas, las cuales dan trabajo a unas 240,000 personas.

[email protected]

CRÉDITO: 
Sandra Cervantes, El Economista