Ven oportunidad para pymes vivienderas

Foto: Especial

De 139 empresas agremiadas a la Asofom, 41 cumplen con requisitos

En la Asociación de Sociedades Financieras de Objeto Múltiple (Asofom) no tienen registrado, hasta el momento, ningún problema con las vivienderas del país. Por el contrario, al no atender a ninguna de las tres más grandes (GEO, URBI y Homex), que son las que se encuentran hoy en una situación complicada, ven una oportunidad de negocio, ya que la cautela hace que no se atienda como se debe a otras constructoras menores.

Sí hay sofomes que atienden a vivienderas, pero son de tamaño medio, no estas grandes que se han emproblemado. Entonces se vuelve una oportunidad, porque los bancos están siendo muy cautelosos para que no se les compliquen otros (clientes) más de los que ya están complicados. Y eso da una oportunidad para algunas de nuestras sofomes”, afirma Luis Quijano Axle, presidente de la Asofom, quien, no obstante, aclara que se debe actuar con precaución.

De las 139 sofomes que están agremiadas a la Asofom, 18% tiene su nicho de negocios en el sector inmobiliario. A las vivienderas que atienden, les ofrecen, dice Quijano, créditos promedio de entre 10 millones y 20 millones de pesos, aunque recientemente se han acercado a solicitar montos mayores.

“En todas las ciudades de México tienen ya no a las grandes vivienderas con sus 50,000 o 70,000 casas al año, sino a las que hacen 500 o 300, y ésas van a seguir funcionando con las reglas que emitió la Sedatu (Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano) a principios de julio. Al contrario, se ve más claro sobre qué temas hay que tener cuidado”, refiere.

Luis Quijano comenta que incluso hubo un caso en el que una sofom (no dio nombres) iba a participar como parte principal en uno de los llamados créditos sindicados (diversas instituciones complementan el fondeo requerido) junto a un banco, pero que finalmente decidió ir sola. “Llegó a tener esa oferta de un regulado de decir: si tú vas como sofom, yo voy en tus condiciones, cuando lo normal hubiera sido al revés. Esto hace evidente que las sofomes tienen su lugar en la cadena”.

En este sentido, destacó que el que algunos bancos estén actuando con cautela hacia las constructoras de vivienda, es una oportunidad para las sofomes. “Aunque es lógico que esto tampoco va a durar eternamente”.

Listas para ir a la bolsa

El Presidente de la Asofom indica que al menos 41 sofomes de las que integran la Asociación tienen el tamaño y cumplen con los requerimientos necesarios para entrar con emisión de deuda a la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) y así tratar de diversificar su fondeo, principalmente de los sectores inmobiliario y automotriz. Incluso, enfatiza, cuatro o cinco ya están prácticamente a un paso de hacerlo.

Sin embargo, afirma que esperarán a ver cómo queda finalmente la reforma financiera que ya se discute en el Congreso de la Unión, pues argumenta que se contemplan más requisitos para entrar al mercado bursátil. “Lo que ha pasado es que varias que estaban listas, hoy están en standby para ver qué situación les aguarda”.

[email protected]

CRÉDITO: 
Edgar Juárez, El Economista