Confianza del consumidor crece en agosto

Foto: Especial

El índice mostró un incremento del 0.43% durante el octavo mes del año

La confianza de los consumidores mexicanos hiló dos meses de avance en agosto, ya que el índice subió 0.43% mensual, con cifras ajustadas por estacionalidad, a 97.4 puntos. El índice, medido en conjunto por el Banco de México (Banxico) y el INEGI, registró incrementos mensuales en tres de sus cinco componentes. Lo anterior estuvo en línea con los estimados de los analistas, que esperaban niveles de entre 97 y 97.4 puntos.

Los datos mostraron que el indicador sobre la situación económica que se espera para los miembros del hogar dentro de 12 meses, respecto de la actual, subió 0.18% frente al mes pasado. En tanto, el componente que mide las expectativas sobre la condición económica del país dentro de un año, respecto de la situación actual, subió 0.52 por ciento.

Por su parte, el indicador sobre la situación económica de los integrantes del hogar en el momento actual, frente a la de un año atrás, creció 1.8%, influido por el efecto de Semana Santa.

Pesimismo en el gasto

Contrario a lo anterior, el componente que mide la situación económica del país en este momento, frente a la de 12 meses atrás, cayó 0.95%, mientras que el indicador que evalúa las posibilidades en el momento actual, comparadas con las de hace un año para efectuar compras de bienes durables, bajó 0.08 por ciento.

En su serie original, el índice registró una baja de 0.1% a tasa anual a 97.4 puntos, debido a que tres de sus cinco indicadores registraron descensos en agosto.

“Consideramos que la caída que han registrado estos tres componentes en los últimos meses es un reflejo de la desaceleración que presentó el mercado laboral, la demanda interna y el sector exportador en el primer semestre del año”, indicó Casa de Bolsa Banorte Ixe.

“Para los próximos meses esperamos que la confianza de los consumidores comience a estabilizarse, debido a que las presiones inflacionarias han comenzado a ceder”, refirió el Grupo Financiero Ve por Más.

[email protected]

CRÉDITO: 
Carmen Luna, El Economista