La importancia de aumentar la eficiencia y cómo lograrlo

Seguramente más de una vez te has preguntado cómo estas grandes empresas tecnológicas, monstruos de la innovación, logran crecer a pasos agigantados mientras muchas personas se ahogan con los pendientes en sus pequeños emprendimientos.

Es cierto que detrás de una gran empresa existe casi siempre una gran infraestructura que ninguna pequeña y mediana empresa (PyME) puede tener de la noche a la mañana, lo cierto es que también existen herramientas y metodologías que pueden mejorar el flujo de trabajo de cualquier empresa sin importar el tamaño.

Agile es una de ellas, que se centra en la mejora continua, a través de ciclos cortos e iterativos, en buscar que el alcance de los proyectos sea flexible, en incentivar la interacción del equipo de desarrollo y el cliente y entregar productos de gran calidad.

Algunas de las metodologías que conforman Agile son Scrum y Xtreme Programming (XP) y se adhieren al Agile Software Development Manifesto. En dicho manifiesto se compilan las ideas principales de Agile y leerlo es el primer paso para implementar las metodologías y entender cómo pueden funcionar en tus proyectos.

¿Cómo es una empresa Agile?

Agile ha ayudado a Wizeline a ofrecer productos de software a los mejores clientes, garantizando alta calidad, entrega rápida, flexibilidad, adopción de cambios de requisitos, diseños escalables, etc.

Cualquier empresa puede beneficiarse al instaurar el sistema en sus procesos internos. Estas son algunas de las características de los equipos en Wizeline como resultado de la implementación de Agile:

  • Autoorganización
  • Empoderamiento de cada miembro del equipo
  • Multifuncionalidad
  • Adoptadores de la propiedad y responsabilidad colectiva del producto

Alexis López, es Project Manager en Wizeline