Principales riesgos de las Pymes

En mis anteriores colaboraciones abordamos el marco conceptual de los beneficios del control de riesgos (30 de abril) y un modelo para administrarlos (4 de marzo). Pero un empresario, principalmente de las Pymes, se preguntaría: ¿cuáles son los principales riesgos que afectan el entorno de negocios y la continuidad de la empresa, desde el punto de vista jurídico, regulatorio, financiero, de mercado, tecnológico, operativo, estratégico y de recursos humanos?

Por razones del presente espacio, a continuación, señalaré algunos ejemplos de estos riesgos:

  • Ausencia de un rumbo definido por la empresa y no tener un plan estratégico de negocios.
  • Falta de identificación de los riesgos principales de la empresa y de su entorno de negocios.
  • No contar con los canales adecuados de distribución adecuados.
  • Aislarse de los avances tecnológicos y de sistemas del giro de la Pyme, rebasándola sus competidores.
  • No contar con el personal con la suficiente escolaridad y mal capacitado, empezando con los ejecutivos de la empresa, mandos intermedios, hasta llegar a los empleados y obreros.
  • En la designación del director general y de ejecutivos clave, priorizar los vínculos familiares por arriba de las razones profesionales, afectando el desarrollo de la Pyme.
  • La carencia de acuerdos entre los socios, incluidas las empresas familiares, para administrar el negocio.
  • Querer seguir manejando informalmente a la empresa como un negocio familiar o como un changarro o negocio informal, sin atender los principios de control interno.
  • Ofrecer bienes y servicios pasados de moda, con excesiva competencia, negocios mal ubicados, con excesivo pago de rentas y sin valor agregado para los clientes.
  • El no cumplimiento de las disposiciones fiscales federales (ISR; IVA, CFF) y locales del GDF y de los gobiernos estatales y municipales que pueden originar fuertes sanciones e incluso el cierre de la empresa y fijarles responsabilidades a los administradores y a los miembros del consejo de administración.
  • El no contar con asesores confiables en las áreas jurídicas, contables y fiscales.
  • Falta de supervisión a los procesos operativos y administrativos de la empresa por parte de los ejecutivos y de los propios empresarios de las Pymes.
  • La ausencia de un adecuado sistema de costos y de estrategias de fijación de precios de venta.
  • La carencia de una contabilidad confiable y oportuna que deje de reportar el estado razonable de los rubros del estado de resultados, así como de las cuentas de activo, pasivo y capital contable.
  • El no cumplimiento y seguimiento a las disposiciones mercantiles y ecológicas de las autoridades federales, estatales y municipales que puede dar lugar a fuertes sanciones y a la clausura de la empresa o de sus centros de trabajo.
  • La falta de cumplimiento, pago y seguimiento a los contratos y pedidos de todo tipo firmados por la empresa, que pueden ocasionar demandas de proveedores, así como no contar con la materia prima para el caso de las industrias o de mercancía para los comercios

.

En fin, la lista anterior, podría ser interminable. Como conclusión, podemos afirmar que es necesario que todas las empresas, principalmente las Pymes desarrollen formalmente su mapa o matriz de riesgos, lo actualicen continuamente para lograr una planeación, organización, dirección y control profesional de sus procesos productivos y administrativos, con el apoyo y asesoría de expertos en cada materia.

El autor es miembro del Consejo Editorial de Veritas del Colegio de Contadores Públicos de México
[email protected]