Control de bajo costo, ¿cuánto control tienes de tu negocio?

Existe una teoría que sugiere: Entre más grande es el negocio, más elementos de control se requieren…
¿Esto es correcto? Eventualmente podría serlo, sin embargo, las grandes corporaciones aun cuentan con aquellos elementos que sugieren las “buenas prácticas” como:

  • Un modelo de Gobierno Corporativo
  • Políticas y procedimientos documentados
  • Un marco de control interno alineado a Coso y Cobit
  • Administración de riesgos
  • Auditoría interna
  • Un oficial de cumplimiento

No necesariamente tienen mayor control sobre la operación, por otra parte, las micro, pequeñas o medianas empresas ¿no debieran tener control?

Las grandes corporaciones podrían estar en una etapa en la que no necesariamente necesitan mayor control, sino un control más eficiente y efectivo; para efectos de control “más” no significa mejor, es decir,que la póliza, registro contable, cheque o transacción electrónica tenga varios niveles de revisión, no implica necesariamente más control, mas que control pudiera significar burocracia.

¿Con cuánto control deben contar las micro, pequeñas o medianas empresas? Este tipo de organizaciones deben pensar en un modelo de control que recabe ciertos elementos de las “buenas prácticas”, que no sea oneroso, que se adapte a las condiciones del negocio y sobre todo que sea de fácil “digestión” para las áreas involucradas, es decir:
*Utilizar sólo aquellos elementos de los marcos de uso general (COSO, CObit, ERM, Gobierno Corporativo) adaptables a la naturaleza de la organización, no es necesario implementar toda la metodología en todas sus etapas.
*En una organización donde los recursos o flujos de efectivo son necesarios para mantener a la organización “ a flote” o en constante crecimiento, es impensable pensar en gastar de más para tener un esquema de control más “sofisticado” del que hoy se tiene, la inversión debe darse de acuerdo a las circunstancias específicas.
*Adaptable a la naturaleza del negocio, a sus estructuras de personal, a las expectativas de expansión y crecimiento, a su tecnología y procesos, debe sentar las bases para el futuro, debe entender y atender las preocupaciones de la dirección.

*El modelo de control no es un ente que se opera sólo y/o resuelve los problemas de los demás, no es algo externo o extraño a la operación, el modelo de control debe vivir en el día con día y con toda la estructura de personal. Al involucrar al personal en la construcción del Modelo de control el cambio o adaptación serán mucho más ágiles, ya que la imposición pudiera generar un rechazo que redundaría en ineficiencias

En resumen, pensar en tener no más control, sino un control eficiente debiera ser un imperativo en las organizaciones donde los recursos deben dedicarse a mantener o incrementar su expansión o posicionamiento en el mercado.

El autor es socio del Colegio de Contadores Públicos de México