Walmart adopta a pequeños proveedores

Antonio Maldonado y Astrid Wehr durante ExpoWalmart 2014. Foto: El Economista/Samantha Álvarez

Loly´s, especialista en fabricar cacahuates estilo "macho", vende a Walmart 15% de su producción total de botanas

Hace 17 años que la señora Dolores Gudiño comenzó a vender sus cacahuates estilo “macho” con chile de árbol o, como se le conoce en Tepic, “con chilito cola de rata”. En su cocina recibió consejos de sus amigas y vecinas a quienes dio a probar la botana, hasta que encontró la combinación perfecta.

Hoy, su empresa Loly’s surte sus productos en casi 20 tiendas de la cadena de autoservicio Walmart en Nayarit, Mazatlán, Sinaloa, y Puerto Vallarta, Jalisco.

Hace cinco años que la empresa tocó la puerta de Walmart en Nayarit, inició mostrando sus productos en islas a la entrada de las tiendas y en los pasillos. Actualmente, la fábrica le vende a Walmart 15% de su producción total.

Loly’s forma parte de los 25 pequeños proveedores que estuvieron presentes en ExpoWalmart 2014 en Centro Banamex como parte de una estrategia para presentar productos regionales a gerentes de tiendas estatales. En conferencia de prensa, Walmart de México y Centroamérica aseguró que durante el 2013 las ventas generadas por pymes fueron de 142 millones de pesos y para aumentar esta cifra, a través de su programa Adopta una Pyme, desarrollará las capacidades operativas, financieras y logísticas de al menos 100 empresas este año.

Mariano Acebal, director de Desarrollo de Proveedores del corporativo, aseguró en entrevista después de conferencia de prensa que en promedio 350 pequeños proveedores se unen a la cadena al año, pero que pocos logran posicionarse en los estantes junto a las marcas fuertes.

Para acompañarlos en su crecimiento “de 12 a 18 meses les damos un lugar preferencial en anaqueles e islas a la vista del público para que fortalezcan su marca y midan su demanda, así mismo les dan acceso a una plataforma digital donde podrán ver la circulación de sus productos, el comportamiento de las compras y proyecciones para que estén preparados y resurtan en tiempo y forma las tiendas”, explico el directivo.

Antonio Maldonado, hijo de la señora Dolores y director general de Loly’s, comentó que a partir de que la empresa entró a las tiendas de Walmart Nayarit sus ventas aumentaron 35%, pues la proyección fue mayor, “ahora vendemos también en otras cadenas de autoservicios, surtimos pedidos para fiestas, tienditas, bares y restaurantes de la región”.

Acebal comentó que aún “hay una diferencia abismal, ya que 30% de los proveedores grandes implican ventas casi de 70 u 80%, mientras que el resto está concentrado en 6,800 pymes”.

El año pasado, la cadena mejoró las condiciones comerciales para 610 pymes, al adelantar de forma permanente sus plazos originales de pago, en un promedio de 21 días.

A este programa se sumará GS1 México con su iniciativa dirigida a microempresas, apoyandolas en la implementación del código de barras. “El trámite tarda 24 horas, es en línea, tiene un costo de 2,250 pesos y está dirigido a empresas que no facturen más de 200,000 pesos y que requieran menos de 10 códigos al año”, comentó Rosario Villalvazo, gerente de Promoción y Vinculación en Sectores Clave de GS1 México.

[email protected]

CRÉDITO: 
Samantha Álvarez