Volatilidad, oportunidad para mercado interno

Foto EE: Archivo

Es indudable que la caída del peso frente al dólar afecta a la economía mexicana. Sin embargo, este fenómeno financiero no debiera ser motivo para caer en el pesimismo ni para generar proyecciones negativas.

Así se manifestó Enrique Solana Sentíes, presidente de la Confederación de Cámaras Nacionales de Comercio, Servicios y Turismo (Concanaco-Servytur), quien expone: “en lugar de lamentarnos de la situación que pasa en el mundo, deberíamos dejar de importar productos del extranjero y empezar a incentivar a los clústeres exportadores para que compren en el mercado nacional”.

Con esta medida, comenta Solana, no sólo se revertirían los efectos de la volatilidad en la divisa, sino que se incentivaría el empleo en el país y se reactivaría la economía mexicana. El panorama no tiene por qué vislumbrarse negativo, al contrario, “debería ser una oportunidad para que el gobierno genere cadenas de valor”.

La coyuntura actual debiera ser el momento indicado para empoderar a las pequeñas y medianas empresas (pymes) de México, quien sin duda es el sector más vulnerable de la economía. Son estas unidades empresariales las que desconfían de las expectativas positivas para sus negocios, a diferencia de las grandes compañías que cuentan con liquidez para sobrellevar los riesgos de la volatilidad.

Las pymes no están preparadas

Para Sergio García Quintana, director general de GQC, las pymes carecen de una visión macroeconómica y les es difícil tomar conciencia de la cantidad de riesgos que pueden generarse a nivel internacional, “(los pequeños y medianos empresarios) siempre mantienen la esperanza de que el efecto no será tan fuerte y si lo es, que no les toque a ellos”, expone.

Lo que no saben, es que en un ambiente de volatilidad cualquier cosa puede acontecer y el efecto adverso incrementa las posibilidades de que ocurra lo que no queremos, complementa el experto.

El tipo de cambio va a afectar en cualquier momento, por ejemplo, a la hora de comprar las materias primas. Enrique Solana recomienda no especular con la divisa y respaldarse con los inventarios, tratar con proveedores que aún venden a precios anteriores y comprar una mayor cantidad de productos: “el dinero en el inventario va a estar mucho más protegido que en el banco o en la caja registradora dónde se va perdiendo el valor del peso”, enfatiza el presidente de la Concanaco.

Una cobertura bancaria también podría ser la solución a los problemas, dado que es un elemento en el cual se fija la compra o venta de dólares a futuro asegurando el tipo de cambio, monto y forma de entrega, recomienda Sergio García.

Acciones a tomar

El presidente de la Concanaco expuso que del área de servicios y turismo, 24% de las empresas del sector se dedican al comercio al menudeo; de éstas 17% comercializan abarrotes, “es imposible que la gente deje de comprar víveres, por lo que este rubro no se verá afectado”.

En contraste, 14% de los negocios pertenecen a restaurantes y aquí si dará una disminución en el consumo, “habrá quien deje de salir, y otros cambiarán el nivel de los lugares que frecuentan”, explica el funcionario.

Otro subsector que se verá mermado con la volatilidad del mercado son las empresas de calzado y ropa (2-3%), las que, sin duda, bajarán sus ventas.

Para Solana “es verdad que nos encontramos ante un escenario incierto y es complicado que el gobierno tome medidas, pero podría empezar a pagar a tiempo a aquellas empresas que le proveen y están a punto de la quiebra, así éstas pueden recuperar su liquidez y estabilidad”.

De igual manera, aportarles mayores recursos financieros y no disminuir los fondos, como en el caso del Instituto Nacional del Emprendedor (Inadem), que limitan lo poco que hacen por ellas, ya que “en lugar de ir incrementando el presupuesto, lo van recortando”.

Finalmente, Enrique Solana detalla que en una charla con el Secretario de Hacienda Luis Videgaray, éste aseguró otorgar mayores recursos a las pymes. Habrá que esperar.

Tips para las pymes

Los expertos no se notan convincentes cuando se les cuestiona acerca del panorama internacional respecto a la devaluación de las divisas. Es por esto que ofrecen una serie de recomendaciones para que las pymes se protejan:

  • 1. No adquirir deudas para comprar mercancías y menos a tasas variables, porque el impacto es aún más grande
  • 2. Si la necesidad lleva a obtener un crédito, hay que adquirir las coberturas bancarias correspondientes para evitar pérdidas
  • 3. Respaldarse con los inventarios, comprar más productos al mejor precio y protegerse con ellos
  • 4. Si no hay necesidad de operar con divisas extranjeras, mejor no intentarlo

zyanya.lopez@eleconomista.mx

CRÉDITO: 
Zyanya López / El Empresario

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.