Viable, sumar impacto social al negocio

Archivo/eleconomista.mx

Empresas deben adecuar sus programas para beneficiar a sectores vulnerables sin afectar su rentabilidad.

Siguiendo la premisa de que una empresa con impacto social “es aquella que genera beneficios económicos para sus accionistas y tiene un efecto positivo en la sociedad y el medio ambiente”, Francisco Layrisse, catedrático del EGADE Business School, aseguró que es difícil que todas las empresas logren ese equilibrio.

Hay cuatro tipos de empresas:

  1. Con alto impacto social; pero poco rentables.
  2. De bajo impacto; pero muy rentables.
  3. Las filantrópicas
  4. Sólo negocios.

De acuerdo con Layrisse, la clave es estar al centro de todas, es decir,

“se puede ser una empresa de alto impacto social y rentable, pero para eso tienen que haber adecuaciones, programas inclusivos e innovadores, alcanzar mayor volumen de ventas y obtener lealtad”.

Al presentar los resultados del libro Negocios inclusivos. Iniciativas de mercado con los pobres de Iberoamérica, el catedrático documentó que un negocio inclusivo es un modelo que conecta a los sectores de bajos ingresos con los mercados convencionales y mejora sus condiciones de vida. Agregó que las personas de bajos recursos aceptan con menor resistencia ser beneficiados por las pequeñas y medianas empresas (pymes) porque les inspiran confianza, aunque las grandes logran ser inclusivas si trabajan en conjunto con asociaciones.

[email protected]

CRÉDITO: 
Diana Salado, El Economista