Vales de despensa serán 53% deducibles

Foto: Shutterstock

En 2014, este beneficio será otorgado al trabajador en monedero electrónico

En el marco de la discusión de la reforma hacendaria, que se llevó a cabo tanto en el Senado de la República como en la Cámara de Dipuatados, los legisladores realizaron reformas al artículo 25 de la Ley del Impuesto Sobre la Renta (ISR) para el 2014, los cuales modifican la deducibilidad de los vales de despensa.

Los vales en México representan una de las prestaciones más importantes para los trabajadores del país, ello debido a que las familias que los reciben pueden realizar periódicamente una despensa para asegurar el alimento en su hogar, generando mayor productividad y bienestar en el trabajador, asegura Celso Fernandes, director general de Sodexo México.

Los cambios a la Ley establecen que la deducibilidad de éstos pasa de 100 a 53% en prestaciones para los trabajadores, tales como vales de despensa, ayuda en transporte o becas.

De acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), las familias mexicanas destinan 30% de sus ingresos a su alimentación, es por ello la importancia de los vales de despensa que desde que se instauraron en México, en los años 70, han beneficiado a 6 millones de familias e incidido directamente en 24 millones de personas.

Monedero electrónico

Además, la nueva Ley del Impuesto Sobre la Renta para el 2014 contempla otras modificaciones, como que este beneficio será otorgado al trabajador en monedero electrónico para que puedas deducir 53% de ISR, siempre y cuando otorgue al trabajador la misma cantidad que en el año anterior. Si el monto de vales de despensa disminuye respecto del 2013, el porcentaje de deducibilidad será sólo de 47 para el empresario.

Las ventajas

Entre las ventajas de entregar el dinero de manera electrónica, explica el Director General de Sodexo, además de poder obtener un beneficio fiscal, están que se contribuye a la bancarización, además que al monetarizar la prestación se pierde 45% de su valor y en muchas ocasiones se distribuye en otros gastos y no en alimentación, su objetivo principal.

La Organización Internacional del Trabajo (OIT) reporta que los sistemas de despensa, como el de México, comprueban a nivel mundial los beneficios tangibles, como el aumento de poder adquisitivo del trabajador destinado a la alimentación y mejora de salud.

Los efectos

Para los empleados nada cambia, pues los vales siguen siendo un ingreso exento del Impuesto Sobre la Renta. Mientras que para las instituciones del sector público, al no ser contribuyentes del Impuesto Sobre la Renta, tampoco existen cambios, pues no aplican la deducción en esta prestación, por ello pueden proporcionarlos en cualquier formato.

Los vales de despensa impresos continúan en circulación y mantienen la misma aceptación por parte de los comercios afiliados.

La Asociación de Sociedades Emisoras de Vales (Aseval) afirma que 60% de los vales de despensa en México son electrónicos a diferencia de otros países como Italia, Francia y Japón, que apenas comienzan a utilizarlos.

Las modificaciones

La reforma hacendaria para el 2014 estableció una serie de cambios relacionados con la previsión social. Entre los que están vinculados a la despensa se encuentran:

  • Las despensas serán deducibles en el Impuesto Sobre la Renta siempre que sean otorgadas a través de monederos electrónicos autorizados por el Servicio de Administración Tributaria (SAT).
  • Se estableció la deducibilidad de la Previsión Social en el Impuesto Sobre la Renta, entre otros conceptos, en 53%, siempre que no se reduzca lo otorgado con respecto al ejercicio fiscal inmediato anterior. Si se redujera, entonces la deducibilidad sería de 47 por ciento.
  • Se elimina el IETU. De esta manera las empresas que causaban IETU y que no podían deducir la despensa, ahora podrán hacerlo en el Impuesto Sobre la Renta.
  • 700 pesos es el monto promedio que reciben los trabajadores en vales de despensa.
CRÉDITO: 
Redacción, El Economista