Tres ideas de negocios para que la fiesta nunca termine

Foto: Especial

Seamos francos. No todos podemos ser Steve Jobs. Cada vez más jóvenes se lanzan a emprender un negocio o tienen confianza en sus habilidades para hacerlo, pero pocos han creado “unicornios” capaces cambiar el mundo. No te deprimas. Si no eres el genio que transformará los hábitos de la gente, sé aquel que hará que se divierta.

Ya sabemos que las franquicias son un modelo de negocio a prueba de crisis, su índice de fracaso es de menos de 20%, por ello es una buena opción para iniciarse en el mundo empresarial. En la pasada edición de la Feria Internacional de Franquicias hubo tres marcas cuyos locales estuvieron abarrotados. Tienen en común que son “llave en mano”, es decir, listas para operar, de baja inversión, fáciles de operar, y los puedes llevar prácticamente a cualquier lugar.

Si eres joven, te gusta la música, el baile, las relaciones públicas y los buenos cocteles, saca lápiz y papel para tomar nota.

El sabor de Sinaloa

Madacos es una bebida preparada con jugo de tomate y 27 diferentes ingredientes. Se decora con salsas, frutas, botanas y verduras. Es una creación de Maico Dávila Coronel, quien hace un año comenzó a franquiciar su negocio, el cual es adecuado para lugares públicos de recreo, playas, parques o ferias o conciertos.

La marca ha logrado gran aceptación en festivales y eventos masivos de Mazatlán, Culiacán y otras ciudades de Sinaloa. El concepto se expandirá este año a Cuernavaca, Veracruz, Ciudad de México, Puebla y Querétaro.

Dávila Coronel, quien ha expuesto su caso en la Semana Nacional del Emprendedor, asegura en entrevista que su modelo es rentable, redituable e integral, ya que además cuenta marcas registradas de sus productos.

Tiene tres tipos de franquicias: estructuras móviles, fijas y semifijas, a través de carritos, islas en centros comerciales o locales. La inversión total es de 305,000 pesos, que incluye mobiliario, uniformes, capacitación, tecnología y punto de venta, y el monto para cubrir eventualidades, como adaptación del local y primeros sueldos.

El retorno de inversión es de 17 meses o incluso menos. Dependiendo del tipo de local se pueden ocupar entre una o tres personas, la capacitación es a través de manuales y videos. En eventos masivos, en los que tiene exclusividad por los convenios con marcas cerveceras, llega a ocupar hasta 30 personas, media toneladas de hielo frappe y hasta 500 litros de jugo de tomate.

La rentabilidad sólo de la bebida es de 70%, pero considerando gastos de operación, agua y salarios, baja a 25 y 40 por ciento. Las ventas a pie de calle alcanzan un promedio de 15,000 o 30,000 pesos en Mazatlán.

Los tragos al estilo Jalisco

Estás en medio de la pista de baile, pasándola a todo dar. De tanto cantar tu garganta está seca, el mesero ni caso te hace, porque está atendiendo mesas. No quieres parar de bailar, pero necesitas refrescarte. Y de pronto, a tu lado un carrito se abre paso en la pista. Es empujado por un hombre joven y guapo quien, sonriente, te ofrece un delicioso coctel. De eso trata More Shot.

Alejandra Moreno Cordova concibió este concepto hace seis años y ya se encuentra en 10 estados del país. La carta abarca 120 diferentes tipos de tragos en vasos tequileros, 25 cocteles, gelatos y juegos.

La emprendedora tapatía especifica que este negocio es para personas jóvenes, graduadas que están trabajando en algún otro proyecto, de preferencia con familia para que no se conformen con tener un solo carrito. Es imprescindible que gusten de eventos sociales y las relaciones públicas.

La franquicia básica cuesta 195,000 pesos, y el tiempo de recuperación es de 11 meses. La ganancia mensual estimada es de 17,000 pesos. En este concepto, el socio prepara las bebidas y las entrega a los animadores, de esta manera mantiene la calidad y evita posibles fugas o mermas.

No tenemos gastos fijos. Todos nuestros carritos caben perfectamente en alguna casa, no es necesario rentar una bodega ni tener sueldos fijos, es una de las cosas buenas de tener negocios móviles, gastas el día del evento, pero ya vendiste y tienes una utilidad buena”, indica.

En este tipo de negocios, las recomendaciones son importantes. Una buena atención en una boda de 150 invitados, significa igual cantidad de potenciales clientes. Para los administradores de salones de fiestas representa además ofrecer un valor agregado a sus festejados con este servicio.

Sabor original

Clamato World es la tercera opción para seguir la fiesta. Se presenta en tres modelos: Wheels (remolques), Speed (carrito) y Saloon (local fijo). En las dos primeras se pueden vender clamatos preparados y botanas básicas.

El speed tiene un costo de 25,000 pesos y el Wheels de 85,000 pesos. Ambos son de fácil operación, ofrecen movilidad y pueden ser ubicados en centros recreativos, espectáculos masivos, y ferias o zonas turísticas.

El Clamato Saloon demanda 120,000 pesos de cuota de apertura. Y se trata de un local estable, fijo, con capacidad para almacenar y en él se pueden vender Clamatos preparados, bebidas alcohólicas, botanas, cocteles de mariscos y alimentos elaborados.

Esta marca está avalada por Grupo Peñafiel y ofrece soporte y asistencia técnica, licencias de uso de marca, capacitación, entre otros.

[email protected]

CRÉDITO: 
Angélica Pineda / El Empresario