Trámites fiscales, obstáculo para emprendedores

Foto: El Economista/Miguel Blancarte

Querétaro, Qro.- Además de la falta de financiamiento, el aspecto fiscal se ha convertido en una de las principales dificultades para iniciar un negocio, coincidieron emprendedores queretanos.

Marcela Pérez Moreno, líder del proyecto de jabones artesanales y productos de cuidado personal “Té de Naranjo”, dijo que hacer frente a sus obligaciones fiscales es uno de los principales retos que ha tenido que sobrellevar su empresa.

“Hemos sabido asesorarnos con un contador, pero hemos tenido que acercarnos a la Sejuve para que nos orienten”, explicó Marcela.

En los años 2012 y 2013, Té de Naranjo obtuvo apoyos económicos por 20 y 25,000 pesos, a través de la Secretaría de la Juventud (Sejuve) de Querétaro.

Marisa Ojeda, otra emprendedora y propietaria de un negocio de joyería artesanal, dijo que una vez que se decidió a emprender, se topó con la cuestión financiera.

Primero es el miedo de empezar, porque le tienes que invertir. A la gente le da miedo emprender porque piensa que no hay recursos, pero Querétaro está creciendo muchísimo y hay bastante mercado”, sostuvo.

El proyecto de Marisa inició hace tres años y a finales del 2013 obtuvo un crédito por 20,000 pesos por parte de la Sejuve.

“Con eso he hecho inventario, hice mi página de Internet y la idea es ya empezar a vender en línea, para luego arrancar la tienda”.

Ambas, Marcela y Marisa comercializan sus productos a través de redes sociales, tiendas en línea, o mediante puntos de venta ubicados en negocios de productos gourmet o artesanales.

Vinculación en curso

La Secretaría de Desarrollo de Sustentable (Sedesu), en colaboración con la Sejuve, impulsa un proyecto con el que se pretende potenciar proyectos de emprendedores y artesanos queretanos.

El secretario Marcelo López Sánchez anticipó que se trata de un esquema a través del cual se comercializarían productos hechos por queretanos en hoteles, restaurantes, terminales terrestres y aéreas, e incluso en dependencias gubernamentales.

Ante la competencia de productos importados, los jóvenes queretanos han sabido abrirse paso en el mundo globalizado, expresó.

“Vamos a hacer una diferenciación entre lo que son artesanías con un valor cultural y los que son productos que se pueden catalogar como manualidades o regalos. Les vamos a ayudar a comercializar sus productos en plazas comerciales, en el aeropuerto, y se habla de espacios en museos”, adelantó el secretario.

De acuerdo con la Sejuve, la tendencia en los proyectos de los jóvenes que optan por emprender un negocio y solicitan algún tipo de financiamiento a la dependencia son hacia el desarrollo de software, tecnología, agronegocios y turismo.

Hoteleros dan luz verde

En su oportunidad, el presidente de la Asociación Queretana de Hoteleros, Alberto Barroso Liñan, dijo que analizan los productos que se podrían consumir y comercializar en hoteles queretanos.

“Es una materia que quedó en la mesa. La idea es que podamos generar este vínculo para el consumo de esos productos, por parte de nuestros huéspedes”, sostuvo.

[email protected]

CRÉDITO: 
Lourdes Durán / El Economista