Obstáculos a la inversión afectará a pymes

Gerardo Gutiérrez Candiani, presidente del CCE asegura que todavía hay puntos preocupantes en la reforma. Foto: Archivo/EE

Sector empresarial trabaja para evitar que se graven las utilidades

El sector empresarial trabaja a marchas forzadas para evitar que los legisladores graven las utilidades de las empresas y la no deducibilidad inmediata, y es que advierte que dichas restricciones a la inversión dañarán —por igual— a pequeñas y medianas empresas, así como a las grandes, porque se traduciría en “quedar en desventaja para que vengan más inversiones que generen empleos”.

Así lo advirtió Gerardo Gutiérrez Candiani, presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), al destacar que en lo que resta de la semana habrá una clara oposición del sector empresarial a poner obstáculos a la inversión.

“Encarecer el otorgamiento de prestaciones laborales va en contra del bienestar de los trabajadores”, reviró el líder empresarial.

El dirigente del organismo privado reconoció los avances en la eliminación del IVA en colegiaturas y vivienda, pero “todavía son muchos los puntos que nos preocupan”.

Perderán beneficio fiscal por vales

Cerca de 50,000 empresas que otorgan a sus trabajadores un promedio de 700 pesos mensuales en vales de despensa pueden estar en riesgo de perder el incentivo fiscal de deducir 100% la prestación, ya que la reforma limita la deducción de éstas a 41% de su importe.

Así lo aseguró Marco Antonio Martínez Vázquez, director general de la Asociación de Sociedades Emisoras de Vales (Aseval), en conferencia, y destacó que esta iniciativa se contrapone con la Ley de Ayuda Alimentaria para los Trabajadores, de reciente aprobación.

Las políticas fiscales deben estar alineadas con las políticas de Estado, principalmente en lo que se refiere a la alimentación, ayuda a las clases más necesitadas, impulso de productividad de las empresas y formalización de la economía.

Martínez Vázquez argumentó que “los vales representan una ayuda de primera necesidad y la garantía alimentaria para millones de mexicanos”.

Afectaciones

  • Limitará las opciones de canje de vales de despensa a las familias de poco más de 6 millones de trabajadores que reciben ese beneficio.
  • Afectará a microempresas formalmente establecidas que no cuentan aún con terminales punto de venta y no podrán recibir los vales electrónicos.
  • Disminución de ventas en el comercio tradicional, por la eliminación de la deducibilidad en vales papel, se les colocará en desventaja para competir por el mercado.
  • Limitará la incorporación de esta prestación a nuevos beneficiarios, afectando directamente a la clase trabajadora de cualquier nivel de ingresos.
  • Motivará la deserción de empresas que ya dan esta prestación, y que por las condiciones económicas actuales, no puedan continuar con la misma, al no poder deducir el 100% de este gasto.
  • Afectara directamente a la clase trabajadora, ya que bajo la modalidad de vale de despensa, garantiza la inversión en alimentos y no en otros artículos no necesariamente de primera necesidad.

(Con información de Canacope)

CRÉDITO: 
Lilia González y María del Pilar Martínez, El Economista