Todos por Acapulco aún sin concretarse

Archivo/Eleconomista.mx

Falta cultura crediticia a las pymes del puerto: Coparmex

El objetivo de colocar 424 millones de pesos en apoyos crediticios para impulsar a casi 4,000 micro, pequeñas y medianas empresas ( mipymes) del puerto de Acapulco, como parte de la estrategia federal y estatal “Todos por Acapulco”, no se logró concretar en su totalidad.

En entrevista, Fernando Vargas Lozano, presidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) delegación Acapulco, señala que durante 2012 se lograron colocar entre empresarios locales alrededor de 296 millones de pesos en créditos garantizados por Nacional Financiera (Nafinsa) ante la banca privada, en lo que representa el 70% del objetivo inicial.

Presentado en julio de 2012 por el entonces secretario de economía, Bruno Ferrari, el programa “Todos por Acapulco” tenía por objetivo la reactivación económica del puerto, dando prioridad a aquellas empresas que habían visto mermados sus ingresos a consecuencia de la inseguridad y la baja afluencia turística, particularmente para pagar nóminas caídas o evitar el cierre de negocios por deudas.

La principal causa de que 128 millones de pesos quedaran sin ser otorgados –comenta el empresario- se debió a causa de la pobre cultura crediticia en Acapulco y la falta de interés en acceder a los mismos.

Hay que ser honestos también, Guerrero no es Nuevo León, no es Puebla, no es Jalisco donde tienen una cultura de crédito muy amplia. Esto nos impide tener una reacción rápida ante una situación de esta naturaleza.

“Desgraciadamente y esto sí lo debemos de decir, fue por falta de una cultura crediticia. Hay requerimientos (que nos pedían), no es a fondo perdido se tenía que pagar. La manera más responsable de crecer es con base al crédito, entonces tenemos que fomentar esa parte”, aceptó.

El entrevistado añade que por parte de la Coparmex local se lograron asesorar a 30 empresarios para acceder al crédito, no obstante, la bolsa no era exclusiva para sus asociados.

Los créditos no solucionan el fondo

Sin embargo, en tono crítico refiere que no tiene caso que los empresarios reciban créditos si la reactivación económica, mediante el impulso a la seguridad y las actividades productivas en el puerto, no se ha logrado.

Lo que hay que dar es una estabilidad social y económica para que el empresario pueda realmente generar crecimiento y empleo y eso es lo que hace el sector productivo, pero si le prestamos y no tiene luego con qué pagar no tiene caso. También ese fue uno de los motivos por los cuales muchos empresarios quisieron esperar”, argumenta.

Un ejemplo de esto es que Acapulco se encuentra en el penúltimo lugar, el 76, del estudio de competitividad urbana del Instituto Mexicano para la Competitividad (Imco), sólo por arriba de la capital de Guerrero, Chilpancingo.

En tanto, el problema de deuda heredada en la administración municipal –revelada por el actual alcalde, Luis Walton- ha mermado la calidad de los servicios públicos, tales como agua y alumbrado, mientras la mejor regulatoria aún es asignatura pendiente.

Para este año ¬-señala- ya se ha restablecido la bolsa y se prevé que con la experiencia 2012 se pueda alcanzar por fin la meta de los 400 millones de pesos en créditos.

“Estamos inmersos en una situación difícil, como todo el país, pero en el sector productivo ha tratado de impulsar y proteger al sector productivo. Guerrero y Acapulco necesitan del apoyo y la solidaridad de todos y lo hemos encontrado por parte de la Coparmex”, finaliza.

[email protected]

CRÉDITO: 
Erick Ramírez, El Economista