Tiendas de conveniencia crecen rápidamente

Foto: Eleconomista.mx

Oxxo concentra más de la mitad del mercado

Apuntalado por una agresiva estrategia empresarial de profesionalización del comercio detallista, el número de tiendas de conveniencia en México incrementó 55.8% en el último lustro, para cerrar en 12,720 unidades en el 2012.

De forma paralela, los ingresos de dicho sector crecieron 39.3%, para contabilizar 6,948.8 millones de dólares, según datos de la firma de investigación de mercados Euromonitor Internacional.

Y aunque en México es un jugador -Oxxo, de FEMSA- el que concentra prácticamente tres cuartas partes del mercado, la popularización de dicho formato y el amplio margen de crecimiento que todavía tiene han permitido incluso a nuevos actores entrar en la disputa, como es el caso del grupo regiomontano Mambo.

Las tiendas de conveniencia se encuentran concentradas en las zonas metropolitanas debido a que son las que les generan mayores ingresos por metro cuadrado en piso de venta; se trata de un formato de proximidad que ha llegado a competir fuertemente con las tiendas tradicionales, que cuentan con la desventaja de estar poco profesionalizadas y tener recursos limitados para expansión”, comentó Ana Trulin, analista del sector de Euromonitor Internacional.

Además de Oxxo, en las principales zonas metropolitanas de México operan unidades de las marcas 7-Eleven, Extra, Círculo K o la ya mencionada Mambo, que incursionó en el mercado apenas en el 2011.

Para Trulin, el gran potencial que aún tienen estas tiendas para seguir expandiéndose puede observarse cuando se compara su número de puntos de venta con el de tienditas de la esquina, que asciende todavía a más de 578,000.

Y es que -comentó la analista- el potencial para crecer de los formatos de conveniencia dependerá también en gran medida de su capacidad de innovar e incorporar una mayor cantidad de servicios, de manera que se constituyan como formatos híbridos. Hacia el 2017, el volumen de tiendas de conveniencia habrá aumentado 36%, al igual que los ingresos que generará, según estimaciones de la firma de investigación de mercados.

Combinación, la clave

En este sentido, en reciente fecha se han sumado nuevos competidores al juego, tal es el caso de Farmacias Guadalajara, con presencia en el occidente del país, que vende diversos productos de abarrotes además de los farmacéuticos, así como formatos híbridos que resultan de la mezcla entre una tienda de conveniencia y un minisúper o tienda de descuento.

En ese mismo contexto se inscribe Mambo -que nace en el 2011 en Monterrey-, formato que ofrece al público artículos de abarrotes, ferretería, papelería, regalos, celulares, entre otros, en un espacio medio de 100 metros cuadrados, lo que le ha permitido tener un catálogo de 5,000 productos, 1.5 veces superior a la media de una tienda de conveniencia que maneja 2000 artículos en promedio.

Por otra parte, la estrategia seguida por Mambo incluye el formato de franquicias, donde la empresa otorga el know how a un inversionista, quien por 800,000 a 1.5 millones de pesos puede operar su propia unidad, siendo el primero bajo este esquema. En tanto, sus precios son competitivos con las tiendas de esquina y comercializan productos de una tienda de conveniencia, más ferretería, papelería y regalos, explicó a El Economista Carlos Enríquez, director general de la empresa.

Adicionalmente, maneja un plan de proveedores enfocados a microempresarios, a los cuales capacita para que aumenten su productividad, como el caso de éxito en una tortillería en Monterrey que pasó de surtir una tienda a proveer a 36 de sus tiendas.

Actualmente, Mambo opera 160 unidades en Monterrey, DF y área metropolitana, Los Cabos, La Paz, Cancún y Playa del Carmen, y tienen contemplado abrir 150 unidades bajo el formato de franquicia y 50 bajo formato convencional para el 2013, finalizó el directivo.

claudia.tejeda@eleconomista.mx

CRÉDITO: 
Claudia Tejeda, El Economista

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.