Tequila inicia la conquista de China

Foto: El Economista

Proyectan que en el próximo lustro, el gigante asiático sea el segundo mayor consumidor después de EU

Guadalajara, Jal. Con el objetivo de alcanzar exportaciones a China por 10 millones de litros de tequila y 100 millones de dólares, en los próximos cinco años la Cámara Nacional de la Industria Tequilera (CNIT) iniciará -a principios del 2014- una campaña de promoción de la bebida en ese país.

La industria, que este año exportó 176 millones de litros, prevé que en un quinquenio, China se convierta en el segundo mayor consumidor de tequila, después de Estados Unidos, indicó Eduardo Orendain Giovannini, presidente de la CNIT.

Para la promoción que realizarán de manera conjunta empresarios y gobierno, la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa) aportó a la Cámara 20 millones de pesos para el desarrollo de la campaña.

Asimismo, el organismo empresarial encabezará dos misiones comerciales durante el próximo año, en las que participarán 15 casas tequileras. La intención es visitar ciudades como Shanghai y Beijing para posicionar la bebida tradicional que registra un aumento en el consumo de bebidas espirituosas, inidcó, Francisco Soltero, director de la CNIT.

Hasta el 2012 se exportaron al gigante asiático 410,000 litros de tequila por un monto de 1.6 millones de dólares, pero tras la eliminación de barreras no arancelarias en el presente año, el sector tequilero cerrará sus exportaciones en 700,000 litros vendidos en el 2013 y el próximo año proyecta duplicar la cifra.

La estrategia para la promoción en Asia se basa en difundir la historia, cultura y tradición de la bebida, además de posicionar al tequila dentro del mercado premium de bebidas alcohólicas.

“Queremos conquistar a los paladares más exigentes con calidad y precio competitivo”, refirió Orendain.

De acuerdo con los estudios de mercado que se han realizado, 90% de los consumidores chinos de bebidas alcohólicas consume Baijiu o vino chino elaborado a base de arroz, mientras que el restante 10% consume cognac, whisky y otras bebidas que llegan del extranjero, por lo que hay gran oportunidad para la bebida mexicana.

[email protected]

CRÉDITO: 
Patricia Romo, El Economista