Súmate, el programa que busca formalizar a las pymes

Margarita Ríos-Farjat,jefa del SAT. Foto EE: Daniel Sánchez

El Servicio de Administración Tributaria (SAT) arrancó el programa “Súmate”, mediante el cual invitará a los contribuyentes a incorporarse a la formalidad y regularizar su situación fiscal, con el objetivo de sumar a 18,500 personas y comercios de baja capacidad administrativa en 12 entidades en lo que resta del año.

El secretario de Hacienda, Arturo Herrera Gutiérrez, señaló que 66% de la población del país está en el sector informal, lo que implica que no pagan impuestos ni tienen seguridad social.

“Frecuentemente se sataniza a las personas que están en el sector informal, las personas que están en el sector informal son la mayoría de las personas que trabajan en este país”, subrayó el encargado de las finanzas públicas.

El espíritu del programa es ayudarlos a que hagan una transición relativamente fácil y sin costo financiero, ni operacionales al momento de regularizarse al sector formal, argumentó.

El inicio del programa Súmate se llevó a cabo en el mercado Medellín, en la colonia Roma Sur de esta capital, con la participación de la jefa del SAT, Margarita Ríos-Farjat, y la jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum Pardo, entre otros funcionarios.

Herrera Gutiérrez consideró significativo lanzar este programa en la Ciudad de México pues es el corazón económico del país, ya que produce 17% del PIB nacional, por lo cual es importante apoyar su desarrollo económico, cumpliendo las reglas, como con la formalización.

Hay que reconocer, dijo, que a veces los contribuyentes no pagan impuestos no porque no quieran sino porque “nosotros les hacemos muy difícil pagar, y parte de eso, para iniciar a pagar impuestos, que es el registro, es uno de los elementos que estamos tratando de corregir hoy”.

Por su parte, Ríos-Farjat recordó que el SAT inició estas campañas de formalización hace 12 años y esta es la primera vez que se suma la Ciudad de México, y aclaró que “no es este un programa recaudatorio”, sino atacar la informalidad para dar seguridad jurídica.

Reconoció que no es fácil lograr esta formalidad pues implica responsabilidad y cierta carga administrativa, pero las cifras de informalidad laboral son preocupantes, “si queremos que México salga adelante y cuente con todos, hay que hacernos visibles y la manera de hacernos visibles es por la vía de la formalidad”.

“No hay que tenerle miedo a la formalidad, no nos va a quitar tiempo”, subrayó la jefa de SAT al destacar que con el programa Súmate, los contribuyentes se pueden inscribir al RFC, generar su contraseña, activar el buzón tributario, reanudar actividades, apoyar en la declaración, entre otras cosas.

Señaló que este es un programa de actualización que coordina el SAT con las entidades federativas para fomentarla cultura de la formalidad entre todos los sectores de contribuyentes, y este año arranca en la Ciudad de México, continuará en Nuevo León y Guanajuato, hasta sumar 12 estados en lo que resta del año.

“Úsenos, usen a sus compañeros del Servicio de Administración Tributaria que van a estar al lado de ustedes y cualquier duda, llámenos, pero utilícenos”, resaltó al informar que el objetivo es visitar más de 18 mil 500 personas o negocios en los próximos cuatro meses.

A su vez, la jefa de Gobierno de la Ciudad de México indicó que la formalización de los contribuyentes tiene ventajas, como acceder a créditos del gobierno capitalino, entre ellos unos de menos seis mil pesos con tasa cero y desde seis mil hasta 350 mil pesos, con tasa de interés de 6.0 por ciento, la más baja en todo el país, subsidiada por el gobierno.

El objetivo es apoyar a 35 mil pequeñas empresas en la Ciudad de México, lo que permitirá generar al menos 100 mil empleos nuevos o autoempleos a través de una incorporación a la formalidad en el mercado.

“Hoy tenemos un gran incentivo todos los que vivimos en México y somos contribuyentes para pagar nuestros impuestos y es que se acabó la corrupción, y que los recursos que estamos destinando todos a través de nuestros impuestos está siendo utilizado para programas sociales universales”.

CRÉDITO: 
Notimex