En sostenibilidad, del dicho al hecho...

Foto: Shutterstock

Aunque 97% de los directivos acepta que el tema es relevante, sólo 36% lo aterriza a su estrategia: KPMG

La brecha entre lo que se dice y se hace en materia de sustentabilidad corporativa sigue siendo amplia e implica un área de oportunidad para los empresarios. Según el estudio “Desarrollo Sostenible en México 3.0”, de KPMG, 97% de los directivos considera la sustentabilidad un tema relevante para el futuro de sus organizaciones, pero sólo 36% lo incluye en su planeación estratégica.

Jesús González, socio a cargo de la Práctica de Sostenibilidad, Gestión de Riesgos y Gobierno Corporativo de KPMG, mencionó que hay tres ejes que guían al tema sustentable: el primero es el económico, que gira en torno a ser una empresa rentable para mantenerse vigente y activa en el mercado; el social, que busca atender los impactos dentro y fuera que enfrentan las operaciones de la empresa, y el ambiental, que cuida los impactos que genera la compañía en el ambiente.

El estudio revela que 70% de los encuestados considera que el desarrollo actual de temas sustentables en México es bajo, mientras que sólo 2% considera que es alto. Ante ello, comentó González durante la presentación del estudio, es importante poner más atención a los incentivos a empresas para que cumplan con las normas oficiales.

“Lo importante es tener en mente que ser una empresa sostenible no es un requisito o una moda, al contrario, es parte de una visión que trae beneficios de suma relevancia para el futuro”, refirió.

Rumbo a la madurez

Sólo 22% de las empresas considera que el nivel de madurez del tema sustentable dentro de la organización es alto y 4% piensa que es nulo; sin embargo, se debe tener en cuenta que la sustentabilidad logra ventajas competitivas, reducción de costos, mejor reputación y relación con grupos de interés, entre otros, aseguró González.

En el estudio -el tercero que realiza la firma KPMG, luego de lanzarlo en el 2009 y continuarlo en el 2011-, participaron 296 directores generales, consejeros y altos directivos de empresas de todo México. Los giros y tamaños de las empresas varían: 58% de los negocios tiene menos de 500 empleados y 42% reporta ventas menores que 100 millones de pesos; de esta manera, el universo de encuestados incluyó no sólo a empresarios de grandes compañías, como sucedió en los dos ejercicios previos, sino que tomó en cuenta a representantes de pequeñas y medianas empresas.

Consideró que si bien es clave abordar el tema entre los directivos de la empresa, no se debe olvidar el resto de la organización, pues “informar a los empleados de las acciones realizadas tiene un efecto mayor, los empleados llevan a casa esas buenas prácticas y se fortalece el compromiso”.

Ligado a regulación

De acuerdo con el análisis, los avances en sustentabilidad corporativa en los últimos dos años han ido de la mano del surgimiento de regulaciones, como la Ley General de Cambio Climático (2012) o los cambios fiscales del 2013, cuando se aprobó un impuesto a la fabricación, producción e importación de combustibles fósiles, lo que se traduce en un incremento en el costo de energía, con alto impacto para la mayoría de las empresas del país.

Aun con ello, destaca en este particular la falta de información, pues 47% de los encuestados dijo desconocer el documento de la ley de cambio climático y 63% de las organizaciones no cuenta con un inventario de su huella de CO2.

[email protected]

CRÉDITO: 
Anaid Díaz, El Economista