Sólo 20% de startups sobrevive más de 10 años

Foto: El Economista

En México existen cerca de 32,000 compañías de emprendedores en tecnologías de la información pero sólo 20% sobrevive más de 10 años. Con este escenario, el Instituto Mexicano de la Competitividad (IMCO) calcula que en 15 años, estas empresas nacientes generarán una derrama económica de 40,000 millones de pesos, lo que representa 0.2% del Producto Interno Bruto (PIB).

Para Rodrigo Gallegos, director de Cambio Climático y Tecnología del IMCO y uno de los autores del estudio “Los Emprendedores de TIC en México”, esto muestra dos realidades: los emprendedores en tecnologías de la información tienen un enorme potencial para generar un impacto económico importante para el país, pero se necesitan mejorar las condiciones que impulsen su desarrollo.

“Hay que dejar en claro que las empresas de tecnología es lo más disruptivo de todo el mundo. Nunca antes una empresa con 5 años de haberse fundado, con 50 empleados, tenga un valor de 19,000 millones de dólares, que es que el valor de capitalización de bolsas de valores. Instagram, Facebook, Microsoft, Apple han creado algo que nunca se ha visto antes”, dijo Gallegos en una entrevista.

El Estudio, que fue presentado durante la primera jornada del Foro de Líderes Gubernamentales América Latina y el Caribe, deja en claro que para que en México se detone el potencial de los emprendimientos tecnológicos y que florezcan grandes casos de éxito como Facebook en Estados Unidos, se necesita mejorar las políticas públicas que permitan incrementar la innovación, el entorno para hacer negocios, los apoyos para incubadoras, el capital humano, la integración de la industria TIC y la cultura emprendedora.

Rodrigo Gallegos sugiere tres áreas donde se tiene que actuar con urgencia: el financiamiento, los incentivos a la innovación y los sistemas de apoyo a incubadoras.

En financiamiento, el experto del IMCO considera que se ha hecho “un buen esfuerzo de capital semilla” desde la administración de Felipe Calderón, pero necesita mayor alcance.

“Falta ampliarlo y llegar a más emprendedores, no sólo en Distrito Federal, Monterrey y Guadalajara, sino que en todos lados accedan a este tipo de financiamiento y juntarlo con herramientas como mentoría y el tema de una auditoría básica a etapas muy tempranas”, afirmó.

Para innovación, dice que es necesaria una mayor participación del sector privado y perseguir un mecanismo de generación de patentes y propiedad intelectual similar a lo que sucede en universidades de Estados Unidos como Stanford o Harvard, donde los propietarios, en su mayoría, son los inventores y desarrolladores y en segundo grado las instituciones académicas.

“El 85% de las patentes generadas por mexicanos no producen un centavo. Se trata de que se generen y sean aplicables en la industria. Los incentivos del gobierno se dirigen a los investigadores que hayan publicado más artículos, pero lo que se necesita es investigación práctica que genere ingresos y que el investigador genere recursos de lo que ya produce y que este investigador pueda subsistir y generar mayor innovación”, refirió.

También sugiere un cambio en los criterios para la designación de recursos a las incubadoras de negocios, que no esté basada sólo en la clasificación de negocios tradicionales y de alto impacto, sino que se consideren aspectos como la tasa de éxito de las empresas que egresan de estos sistemas de conformación de negocios.

“Nos dimos cuenta que las incubadoras sirven como un curso más de las universidades, los emprendimientos. Las incubadoras no fueron creadas para eso y los resultados son bastante malos pues 70% de emprendedores que fueron encuestados (para el Estudio) nunca ha pasado por la incubadora. Si bien tienen un rol, se deben condicionar los recursos en base al éxito de las empresas que producen y con un límite de tiempo”, aseguró el experto.

Gallegos considera que políticas públicas como la Estrategia Digital Nacional (EDN) no tendrán un impacto importante para el desarrollo de las startups tecnológicas en el país, a pesar de que entre los objetivos de la política pública encabezada por Alejandra Lagunes, desde Presidencia, es precisamente impulsar la economía digital, el comercio electrónico y el emprendimiento tecnológico en el país.

“La EDN habla en general de los pilares para detonar TIC pero no te dice mucho detalle, y lo que tiene difícil es que la oficina de la EDN está en Presidencia, y Presidencia tiene poco alcance. No llega a nivel de Estado como una Secretaría. La Oficina puede perseguir a las secretarías pero éstas pueden dar largas. Yo espero ver resultados pero tengo más fe en Ministerios de TIC como en Colombia”, aseguró.

Las oportunidades, sin embargo, son latentes para que México pueda tener su gran caso de éxito digital como lo fue Facebook en Estados Unidos. Aunque hay detalles adicionales sobre los que se deberán trabajar y uno de ellos es la calidad de vida de las ciudades.

“Creo que eso va a suceder cuando seamos capaces de aglutinar en algún lugar, en alguna ciudad, las condiciones de seguridad, de diversidad ideológica y social, y de mayor apertura. Lugares con excelente calidad de vida porque los jóvenes más talentosos se pueden ir a donde quieran, ya sea Miami, San Francisco o incluso Panamá”, dijo el experto del IMCO.

Gallegos es partidario de que estos polos de desarrollo deben ser atractivos para el talento mexicano y facilita las condiciones para el extranjero. Es optimista de que en México ya hay ciudades que lo están logrando, sobre todo el Distrito Federal, Guadalajara, Mérida, Querétaro, Monterrey, Aguascalientes, Guanajuato y Tijuana.

[email protected]

CRÉDITO: 
Julio Sánchez Onofre/El Economista