Sofomes registran mayor dinamismo

Foto: Archivo/El Economista

La cartera de crédito de las sociedades aumentó 29.9%: CNBV

Las sofomes registraron en los primeros meses del año un mayor dinamismo en sus actividades, lo que se reflejó en una mayor competencia para el sector bancario, de acuerdo con datos de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV).

Así, en el primer trimestre del 2013, la cartera de crédito de las sofomes no reguladas (NR) aumentó 29.9% real anualizado y en las entidades reguladas (ER), 22.9%, mientras que la de los bancos sólo aumentó 6.1% real anual.

Para especialistas y directivos del sector bancario, esto se debe en parte a la cartera madura de los bancos y a la especialización de las sofomes en el mercado de crédito en México.

Para Javier Malagón, director de Finanzas de BBVA Bancomer, el banco número uno en prácticamente cada uno de los segmentos de crédito, es muy difícil que se registren crecimientos en la cartera de más de dos dígitos.

“Es complicado sostener un crecimiento de dos dígitos en una cartera madura en el largo plazo; sin embargo, en el caso de BBVA Bancomer seguimos creciendo la cartera de crédito, a pesar de la fuerte presencia que ya tenemos en el mercado”, aseguró Malagón al presentar los resultados del banco durante el segundo trimestre.

Por su parte, Yon Medina, director de servicios financieros de SAP México, consideró que el sector bancario enfrenta la competencia de las entidades no bancarias especializadas, las cuales tienen la ventaja de estar en segmentos del mercado muy específicos.

No obstante, la participación de la cartera de crédito de las sofomes NR y las ER aún es poco significativa con respecto a su presencia en el PIB, donde la banca comercial es la que representa un mayor volumen de financiamiento.

Según la CNBV, en el primer trimestre del 2013, la cartera de la banca múltiple es el componente con mayor participación de su cartera de crédito, alcanzando 17.3% del PIB en marzo del 2013; le sigue Infonavit, con 5.9%, y la cartera de la banca de desarrollo, con 2.1 por ciento; la de las sofomes, en su conjunto, es cercana a 1% del PIB.

Para los especialistas del Centro de Estudios Espinosa Yglesias, es urgente ordenar al sector de las sofomes, principalmente en el monitoreo del rango de sus actividades, supervisión en la captación del público y la normativa de entrada y salida de la industria, para evitar que estas entidades se salgan de control en el mercado de crédito.

[email protected]

CRÉDITO: 
Edgar Huérfano, El Economista