Carlos Slim: la pobreza no se combate con caridad

Foto: Archivo./ elempresario.mx

La única forma que veo para que la población salga de la pobreza no es con caridad ni con políticas públicas sociales de bienestar, sino con empleo, enfatizó el empresario Carlos Slim.

Invitado a participar en la mesa de análisis “Poder, Estado y Democracia”, por el 20 aniversario del IFE, Slim advirtió que instituciones fuertes evitan problemas como los poderes fácticos.

Es un error, dijo, pensar que países pobres deben tener empresas pobres.

“Si mañana le repartimos acciones de Telmex o de Pemex a la población, no va a vivir de eso (...) Lo que necesita es sustentar su bienestar a través de un ingreso, de una seguridad de su ingreso, de una educación y una salud pública adecuada, etcétera”, indicó. Así, reconoció que también se necesitan políticas púbicas para la nutrición, la salud y la educación tempranas.

El empleo y las Pymes

“Una educación moderna y de calidad, porque eso hace que toda la población, si está muy bien educada... mejor oferta para conseguir empleo”.

Lo que tenemos que buscar -añadió- es crear el medio ambiente para que haya generación de empleo, principalmente desde la pequeña y mediana empresa. Pero también en infraestructura, obra pública y vivienda.

Una treintena de preguntas fueron recibidas para el Presidente de Grupo Carso. Slim respondió algunas. Dijo que no se llevará “nada cuando muera”; que la primera responsabilidad empresarial es manejarse con eficacia y eficiencia; y que si regalando 300, 400 o 500 dólares a cada mexicano acabara con la pobreza, “lo haría con todo gusto”. Se dijo convencido de que la pobreza no beneficia “más que a algunos políticos demagogos”.

“Creo que la inversión para combatir la pobreza, como mencionaba antes, es la mejor inversión que hace un país; la pobreza se combate con nutrición, salud, educación y empleo, empleo y más empleo”, insistió y aclaró -en algún momento del debate- que sólo cuenta con menos de la cuarta parte de las acciones de Telmex.

También habló de sus impuestos. “Por supuesto que pagamos impuestos (...) y bastantes. Sin duda, después de lo que se le quita a Pemex de impuestos y de IVA (...) somos los segundos pagadores más importantes de impuestos y son proporcionales, sin duda, a los resultados de las empresas”.

La nueva democracia

Slim, considerado uno de los hombres más ricos del mundo, dijo que si la nueva democracia habla de tecnología, innovación, competencia y productividad, no sólo está de lado de los empresarios, sino de la sociedad civil.

“Y la iniciativa privada y el empresario es fundamental en esta nueva sociedad, porque lo que ha ocurrido en los países desarrollados es que han agotado los recursos, algunos países que captan 40, 50% de la economía no es suficiente para hacer frente a las jubilaciones, a la inversión pública, a los servicios de salud”.

Sin duda en cualquier país -dijo- es fundamental, y querer que los países pobres tengan empresas pobres es un “error brutal”. Como decía yo: no me voy a llevar ni un centavo, de alguna forma somos administradores temporales de riqueza, se muere uno y deja todo lo que ha creado”.

[email protected]

CRÉDITO: 
Mauricio Rubí, El Economista