El sistema financiero no es suficiente para las pymes

Foto: Especial

El sistema financiero mexicano “ha quedado a deber” el apoyo a las pequeñas y medianas empresas (pymes) exportadoras, que, pese a ese y otros obstáculos, registraron crecimiento a doble dígito en el primer semestre del 2017.

El presidente del Consejo Mexicano de Comercio Exterior (Comce) de Occidente, Miguel Ángel Landeros, dijo a El Economista que es necesaria una reconversión industrial aparejada con el financiamiento.

“Las pymes tienen muy poco acceso a un crédito barato y oportuno. Una empresa que tiene un proyecto importante con una garantía que debería ser suficiente no accede al crédito que le hace falta para poder reconvertirse industrialmente”, destacó.

“Para lograr competir con otras naciones asiáticas, todavía hay mucho camino por recorrer (...) a la reforma financiera le falta”, puntualizó Landeros Volquarts.

Expectativas favorables

El presidente de la Comce añadió que a pesar de las dificultades y la incertidumbre económica generada por la llegada de Donald Trump a la Presidencia de Estados Unidos, el crecimiento de las exportaciones jaliscienses en el primer semestre del año fue muy superior al proyectado a inicios de éste.

Detalló que mientras la expectativa del sector era alcanzar crecimiento de 5%, de enero a junio la cifra fue 12.6% a tasa anual.

De acuerdo con Miguel Ángel Landeros, pese a las advertencias del presidente estadounidense en torno a la posible eliminación del Tratado de Libre Comercio con América del Norte (TLCAN), el sector exportador de Jalisco está confiado en que las negociaciones generarán resultados positivos para los tres países.

Nuevos mercados

Al respecto, el gobernador Aristóteles Sandoval llamó a los empresarios jaliscienses a buscar nuevos mercados para los productos locales, independientemente de lo que suceda tras la renegociación del TLCAN.

“Quiero hacer un llamado a la tranquilidad; si seguimos unidos para crear empleo, atraer inversión y promover las cadenas productivas de valor internas que incrementen el contenido nacional en los productos que exportamos, todos tendremos mejores oportunidades para seguir compitiendo y por supuesto para seguir mejorando”, enfatizó Sandoval Díaz.

“Aun en el caso extremo de que el Tratado de Libre Comercio se cancelara, llegar a su fin no significa que dejaríamos de comerciar con Estados Unidos”, señaló el presidente de la Comce.

CRÉDITO: 
Patricia Romo / El Economista

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.