Sipare facilita los pagos obrero-patronales

Foto: Especial

Agiliza la operación de tu empresa a través de este sistema

Como producto del ingenio y las facultades del ser humano, la tecnología debe incidir de forma positiva en la vida cotidiana de las personas; simplificar procesos, satisfacer necesidades son algunas de sus encomiendas, tal como lo demuestra el Sistema de Pago Referenciado (Sipare), una herramienta del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), cuyo objetivo de acuerdo a Penélope Castro Valdez, desarrolladora del blog de Control 2000, es facilitarle a los patrones el pago de sus obligaciones.

Dirigido a los responsables de empresas con más de cinco trabajadores a su cargo, este sistema virtual con acceso disponible desde el pasado 3 de junio, busca convertirse en una opción sencilla, rápida y segura para cumplir con deberes como: aportaciones al IMSS, cuotas de retiro, aportaciones por concepto de cesantía en edad avanzada y por vejez, al igual que aportaciones destinadas a créditos para la vivienda.

El Sipare, indica la licenciada en Contaduría, opera a través de líneas de captura o folios que los usuarios podrán obtener al incorporarse al servicio en línea, y que fungirán como alternativa a la propuesta de pago emitida por el propio Seguro Social.

Para registrarse, los patrones deberán digitar la línea de captura incluida en el documento de pago generado por el instituto, o en su defecto, cargar el archivo creado en el Sistema Único de Autodeterminación (SUA), software diseñado para calcular los montos de las obligaciones obrero-patronales.

Es pertinente mencionar que las propuestas de pago generadas a través de este mecanismo contarán con cuatro ejes de información: 1) Datos patronales, 2) Datos generales de la propuesta de pago, 3) Detalle de los importes a saldar, así como 4) Referencia de pago, o dicho de otro modo, la línea de captura.

Con ello, se intenta eliminar la necesidad de presentar un dispositivo de almacenamiento con el formato de pago en las entidades receptoras (instituciones bancarias) y paralelemente, admitir la consumación de la transacción por medio de la banca online (eliminando el desplazamiento físico de los usuarios).

Este instrumento, tal como agrega Castro Valdez, no está exento de retos, máxime si se considera la reticencia de algunos patrones a utilizar la tecnología y a la invariable elección que su empleo significa: optar por la propuesta de pago de la entidad de seguridad social o por la nueva línea de captura engendrada vía el Sipare.

No obstante, constituye una alternativa digna de considerar ante la innegable adhesión de procesos a la era virtual. La recomendación en caso de dudas, dice la experta, es solicitar asesoría al instituto o bien, a firmas dedicadas a la automatización y el mejoramiento de procedimientos empresariales asociados al uso de software.

[email protected]

CRÉDITO: 
Didier Cedillo