Emigra la Semana de Educación Financiera

Foto: Archivo/El Economista

La Condusef anunció que este año será en la delegación Iztapalapa

Mario Di Costanzo, presidente de la Comisión Nacional para la Defensa y Protección de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef), decidió finalmente mover la sede de la Semana Nacional de Educación Financiera, ahora se realizará en la explanada de la delegación Iztapalapa.

Entrevistado por El Economista, el funcionario informó: “Por los eventos que han ocurrido en los últimos días en el Zócalo de la ciudad de México, y ante la incertidumbre, hemos decidido cambiar la sede a Iztapalapa”.

El plan inicial era que, en el Distrito Federal, dicho evento se llevara a cabo del 23 al 29 de septiembre en la plancha del Zócalo capitalino, que (hasta ese momento) está tomada por los maestros de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), pero la Condusef determinó que ahora se realizará en la explanada de la delegación Iztapalapa, sin modificación en la fecha.

“Ha habido un gran apoyo de parte de las autoridades del gobierno federal, así como del delegado de Iztapalapa, Jesús Valencia”, acotó el funcionario.

Cambio de planes

La idea de realizar el foro en el Zócalo era que más población tuviera acceso a este evento, declaró Marco Carrera, director general de Educación Financiera de la Condusef, en alguna oportunidad.

El Zócalo sería la sede central del evento, ya que a lo largo de la República Mexicana se realizarán también actividades.

Ésta sería la VI Semana de Educación Financiera, un proyecto enfocado al proceso de creación de capacidades. Desde promover mayor conciencia del tema y aumento del conocimiento y aptitudes, hasta el cambio en la conducta de los usuarios.

Los propósitos

Los objetivos de la educación financiera son contar con usuarios de servicios y productos financieros que no tengan temor a usarlos, tener los conocimientos necesarios para hacer uso inteligente de ellos en beneficio propio; saber descifrar y asumir los riesgos implícitos en los productos y servicios financieros para neutralizarlos o minimizarlos, así como conocer los derechos y los mecanismos para hacer que se cumplan.

Cifras de la Comisión con base en un sondeo realizado el año pasado destacan que 48% de encuestados aseguraba que nadie le enseñó a administrar su dinero. Asimismo, 21% de los participantes no llevaba un registro puntual de sus ingresos y sus gastos, mientras que 32% lo hacía sólo de manera ocasional, y 23% lo hacía regularmente.

[email protected]

CRÉDITO: 
Fernando Gutiérrez, El Economista