Seis emprendedores sociales de Ashoka aceleran su impacto

Después de seis meses de trabajo de aceleramiento junto a mentores expertos, seis empresas de emprendimiento social de la red Ashoka escalaron el impacto de su organización y aceleraron sus procesos internos gracias al programa internacional GlobalizerX.

Ashoka, la comunidad más grande de emprendedores social, con 3,500 a nivel mundial, 900 de ellos en Latinoamérica y 250 en México y Centroamérica, celebró sus 30 años en esta región con la clausura de la séptima edición de GlobalizerX realizada en las estaciones de WeWork,

El proceso de aceleramiento estuvo dirigido por un equipo de mentores de diferentes consultorías como ATKearney, Bain, y McKinsey, además de expertos del sector privado que consideran que a partir de una red de aliados es posible combatir los problemas sociales, sobre todo aquellos que afectan las poblaciones más vulnerables.

Las emprendedores que contaron con el proceso de aceleración son, Alvaro Nuñez, con su empresa Recicla Electrónicos México (REMSA), la cual ha recolectado más de 9,000 toneladas de residuos electrónicos en el mundo.

Estela Villarreal, fundadora de Unidos, organización que promueve la convivencia entre personas con y sin discapacidad a partir de espacios recreativos y que ya cuenta con cinco franquicias en México. Curt Bowen, creador de Semilla Nueva, empresa que crea y distribuye maíz con mayores nutrientes para combatir la desnutrición, principalmente en Guatemala. En 2016 llegó a 5,000 familias cambiando la dieta diaria de 27,000 personas.

Paulina Campos, creadora de Fundación Hogares, con la cual buscan construir comunidades participativas que transformen el entorno en el que viven. Marcela Páramo del Instituto Marce Páramo, donde a partir de la educación genera inclusión para las personas con discapacidad.

Sara Otterstrom de la organización Paso Pacífico, donde a través de actividades comunitarias crea consciencia de la importancia de conservar el entorno natural. Además, brinda capacitación para realizar eco-turismo, con lo cual busca promueve la conservación del medio ambiente.

elizabeth.meza@eleconomista.mx

CRÉDITO: 
Elizabeth Meza Rodríguez /El Economista

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.