Rumbo a una nueva cultura financiera

Foto: Especial

En el 5to Foro Pyme analizarán el aumento de crédito a las empresas

Uno de los principales obstáculos que afecta el crecimiento de las economías es el difícil o poco acceso al crédito que tienen los emprendedores, las micro y pequeñas empresas (mipymes).

Parte del estancamiento crónico que vive México se puede atribuir a un incipiente apoyo a los emprendedores y posteriormente una tardía estrategia que dejó de ser parte del discurso político apenas hace 13 años con la generación de estrategias, fondos y una creciente vinculación entre el gobierno y el ecosistema emprendedor.

Pese a los esfuerzos realizados hasta ahora, relativos al impulso a las pymes, el financiamiento sigue teniendo retos que se analizarán este miércoles 5 de junio en el 5to Foro Pyme, donde participarán Eduardo Coello, director general de Visa México, Enrique Jacob Rocha, presidente del Inadem, y Mario Marín, representante de la Asociación de Bancos de México (ABM).

Dentro de la agenda del evento destacan la ponencia del titular de Visa con el tema “Crecimiento de las MiPymes - Catalizadores del desarrollo”; el panel: “Bancarización, Medios de Pago y Crédito para las MiPymes”, donde participarán representantes de BBVA Bancomer, Banamex, Nafin, Santander y Banorte.

Mejores estrategias

Si bien en los últimos años las pymes han contado con el aval del Sistema Nacional de Garantías que opera a Nacional Financiera, es importante que la banca encuentre sus propios mecanismos para ofrecer mayores préstamos sin depender del gobierno. En países europeos, las garantías que ofrecen los gobiernos en materia de crédito están muy relacionados con la inclusión financiera para zonas marginadas donde los proyectos productivos verdaderamente no cuentan con garantías propias y el resto de las opciones para financiarse son muy caras.

Sin embargo, en México, las garantías gubernamentales se han venido usando para avalar a las medianas empresas y en su caso algunas de menor tamaño.

Sólo hasta hace un año, apenas algunos bancos comerciales se flexibilizaron y entraron a un programa piloto para emprendedores con negocios que apenas van a comenzar a operar y han pasado por un proceso de incubación de empresas.

La banca comercial sin duda es una institución clave para mover la economía del país y será importante que en esta reunión con todos los agentes y directivos de los bancos del país agilicen sus estrategias hacia un rumbo donde las opciones de acceso a financiamiento sean más asequibles para las condiciones en las que hoy operan las pymes.

De igual forma, el gobierno deberá crear y promover programas que no inhiban el crédito, como por ejemplo el control de precios. Se trata de fomentar una sana competencia que haga que las instituciones financieras atiendan a nuevos segmentos empresariales.

Esto también es una labor de dos, y será esencial que los empresarios adquieran una mejor cultura empresarial y tomen la responsabilidad que les corresponde al garantizar el regreso de los recursos otorgados, incrementando las posibilidades de futuros préstamos con mayores montos, menores tasas y plazos más largos.

Twitter: @chucastellanos

CRÉDITO: 
Carmen Castellanos