Habrá desempleo y cierre de empresas

Foto: Archivo/El Economista

Aseguran que la desaparición de los Repecos afectará a 3,200 pymes: Canaco

Cancún, Qroo. El incremento generalizado en combustible, energía eléctrica, agua, telefonía fija y móvil, así como en todos los productos que hoy demandan las empresas que operan en Quintana Roo, obligará en lo inmediato a recortes en sus plantillas laborales, cierre de pequeños negocios y a trasladar al consumidor final el incremento del IVA en todos los bienes y servicios que hoy se ofertan, advirtieron líderes de cámaras empresariales ante el inminente aumento de este gravamen de 11 a 16 por ciento.

Roberto Díaz Abraham, economista por la Universidad de Boston y exdirigente de la Asociación de Náuticos de Cancún, asegura que, al ser un incremento de inmediato, las empresas se verán obligadas a recortar por lo menos 10% de sus plantillas laborales, porque este incremento coincide, particularmente, en Quintana Roo con el aumento de 50% a nivel estatal del Impuesto Sobre la Nómina, vigente desde septiembre pasado.

Rafael Lang Uriarte, dirigente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), adelanta que, además de la pérdida de empleos, se prevé una cancelación o suspensión de inversiones que merma en al menos 20% la creación de empleos proyectada para el 2014.

Rafael Ortega, dirigente de la Cámara Nacional de Comercio (Canaco) en Cancún, explica por su parte que no se trata sólo del IVA -el cual por sí sólo obligará al cierre de pequeñas y medianas empresas (pymes), al representar un incremento en pago de insumos y obligar a incrementar el costo de los bienes y servicios que ofrecen-, sino que la desaparición del Régimen de Pequeños Contribuyentes (Repecos) afectará a las 3,200 empresas afiliadas a la Canaco que se beneficiaban en Cancún de este esquema.

De un momento a otro, muchas pymes tendrán que tributar en un régimen intermedio, aún cuando en su mayoría son empresas con ingresos no mayores a los 200,000 pesos mensuales, explica.

Alertan de migración

En la zona sur del estado, Joaquín Omayo, presidente de la Asociación de Propietarios de Bares y Similares, comentó que es inevitable que muchos establecimientos de Chetumal opten por trasladarse a la Zona Libre de Belice, ante una inminente pérdida de competitividad de los negocios mexicanos respecto del referido paraíso fiscal.

El incremento de precios, dijo, hará mucho más costeable cruzar la frontera para comprar desde cervezas y licores hasta los insumos básicos para el consumo de las familias.

[email protected]

CRÉDITO: 
Jesús Vázquez, El Economista