Área de Recursos Humanos frena eficiencia

Foto: Archivo./ elempresario.mx

Según el último “Reporte de competitividad global 2009-2010”, del Foro Económico Mundial, México ocupa la posición 115 en eficiencia laboral en comparación con 133 países evaluados. Uno de los factores que influyen el bajo desempeño es el papel que ha han jugado las áreas de recursos humanos, explican especialistas.

La baja eficiencia laboral que tiene México en el mundo es en gran parte provocada porque las áreas de recursos humanos han sido incapaces de colocar a las personas adecuadas dentro de las organizaciones, explicó Domingo Diego, director de recursos humanos de Cinemark México, dentro del ciclo de conferencias de Leadership & HR Summit-international Expo 2010.

“No es tanto un problema de que los mexicanos no somos competitivos, sino que las áreas que manejan el capital humano no han sabido potenciar y aprovechar su capacidad, al no colocarlos en las posiciones donde pueden destacar más”, comentó el directivo.

Educadores

Domingo Diego agregó que las áreas que manejan el capital humano deben cambiar su enfoque y pasar de ser capacitadores a educadores, para que realmente contribuyan al desarrollo de personal calificado y esto se refleje en los próximos años en una mejor en eficiencia laboral.

“Educar implica un mayor compromiso y transmisión de valores. Otros países latinoamericanos que han sabido aprovechar el papel fundamental que juega el área de recursos humanos como educadores, son más competitivos”, comentó el directivo de Cinemark.

Agentes de cambio

Una empresa, incluyendo las pequeñas y medianas empresas (Pymes), deben de tener claro en su misión, cualquiera que sea, también debe de incluir ser un agente de cambio y promotor de la educación entre sus empleados.

“Hay empresas pequeñas que no tienen área de recursos humanos, pero también pueden adoptar este enfoque. Ahí los mandos directivos son los encargados de educar con valores, perfiles y aptitudes para mejorar la productividad”, subrayó Domingo Diego.

“Cambiar a esta línea de administrar el capital humano no es un asunto monetario, es un asunto de inversión de tiempo”, concluyó.

CRÉDITO: 
Alberto Moreno