Recuperaremos confianza de empresarios: Chertorivski

Salomón Chertorivsky, secretario de Desarrollo Económico. Foto EE: Hugo Salazar

El titular de la Sedeco en el DF confío en que con la suspensión por un año de las verificaciones y clausura de negocios de bajo impacto en la ciudad, miles de mipymes se regularicen.

Con la invitación a regularizarse “recompondremos la confianza de los dueños de negocios, que por décadas ha sido minada, y cuyo contacto con la autoridad no ha sido algo bueno”, asegura Salomón Chertorivski, secretario de Desarrollo Económico de la Ciudad de México.

“Cuando abrimos la oficina de Atención a la Inversión y luego de recibir a más de 37,000 negocios o atenciones, el problema más recurrente en todo momento fue la desconfianza… al haber detectado esto vimos que el tema era romper ese círculo y para ello requeríamos partir desde la autoridad, por ello la invitación a todo negocio de bajo impacto a que se adhiera al programa”.

En abril pasado, el gobierno capitalino anunció la suspensión por un año de verificaciones y clausuras a negocios de bajo impacto, que se hayan registrado en la página de la Sedeco. El objetivo es que estos verifiquen que sus papeles estén en orden y en caso contrario regularicen su situación.
Salomón Chertorivski indica en entrevista que hasta el momento 11 delegaciones se han adherido al programa y con cuatro están afinando los detalles del convenio. Sólo Xochimilco rechazó por escrito suscribirse.

“El acuerdo es para toda la ciudad e invitamos a las delegaciones a adherirse para que las competencias delegacionales –además de las correspondientes al gobierno capitalino- se suspendan… Xochimilco, por escrito, mandó a decir que no participaría”.

Datos de la Coparmex (Confederación Patronal de la República Mexicana) indican que la corrupción cuesta hasta 70,000 millones de pesos a las empresas instaladas en la ciudad de México en pagos extraoficiales. En la capital existen más de 470,000 unidades de negocios, de los cuales más de 98% son micros y pequeñas empresas.

Sin embargo, Salomón Chertorivski considera que el impacto en este tipo de negocios es el costo de oportunidad para capacitarse y accede a programas de financiamiento y adquisición de tecnología que impulsa el gobierno federal y la propia administración capitalina.

“Todos los programas van empaquetados. A través del contacto que el empresario hace con nosotros les ofrecemos el resto de los programas. Si están en proceso de regularización, en el camino vemos si requieren algún crédito o sin son susceptibles de entrar a ‘Yo te apoyo’ que conlleva capacitación y formación”, agrega.

El contacto inicia cuando el empresario se registra en la página web de la Sedeco, posteriormente personal de esa dependencia se pone en contacto con él para que, si lo desea, revisen los papeles del negocio e iniciar la regularización si es necesario.

Al registrarse, el sistema emite un acuse que se muestra al personal del Invea (Instituto de Verificación Administrativa) en caso de que éste acuda. La suspensión aplica únicamente para los negocios que se ha registrado en la página de la Sedeco y muestren el acuse.

Uno de los problemas más comunes en este tipo de negocios es el uso de suelo que, en determinadas circunstancias como locales con menos de 100 metros cuadrados o que ocupan 20% de la superficie de una casa-habitación, se otorgan de manera automática y el trámite tarda un par de días.

A veces sólo se trata de dar al negocio de alta en el Sistema Electrónico de Avisos y Permisos de Establecimientos Mercantiles (SIAPEM)

Finalmente, desde la oficina de Atención a la Inversión, ubicada en la sede de la Sedeco, la administración ha registrado 37,000 negocios auxiliadados. De estos 8,000 han entrado a proceso de regularización, informa el secretario.

[email protected]

CRÉDITO: 
Angélica Pineda / El Empresario