¿Quiénes son tus clientes?

Las familias mexicanas de clase media serán las más afectadas por la crisis financiera; sin embargo, este segmento es el que tomará mayores precauciones en cuanto a sus hábitos de consumo, de acuerdo con De la Riva Group.

Roberto Valdés, vicepresidente técnico de De la Riva Group, empresa de investigación de mercados, aseguró que “son estas familias (de clase media) quienes están más temerosas y abiertas a cambiar su conducta de compra y consumo debido, principalmente, a que temen perder el nivel de vida que han ganado con el paso de los años”.

Menos tarjetas y menos auto

De acuerdo con el estudio “La influencia actual de la crisis económica en la transformación de los hábitos de consumo y el estado de ánimo de los mexicanos”, realizado por De la Riva, ante un escenario de crisis económica mundial este segmento de la población está decidido a restringir el uso de tarjetas de crédito y minimizar sus deudas con los bancos; así como a restringir gastos mayores y superfluos.

El estudio detalla que la mentalidad de las personas ante la crisis es: clase media: “apanicada”; clase alta: “me defiendo”; clase baja: “más de lo mismo”.

Las medidas de la clase media ante la crisis, y que sea el segmento más precavido, radica en que se trata de perosnas mayores de 30 años de edad y están más concientes de los efectos que puede traer una crisis así como las medidas que deben tomar.

Además, es la primera ocasión en que los consumidores consideran reducir su gasto en gasolina, porque “sienten que pegará aún más en su economía”.

El estudio refiere que las industrias más afectadas en el mediano plazo por la reducción inmediata en el gasto de los usuarios son: restaurantera, cine, espectáculos, antros, hotelería.

Publicidad inteligente

Recomendó que la marcas deben invertir “de manera más inteligente” en la publicidad y buscar medios alternos.

Y destacó que las marcas nuevas son las más propensas a desaparecer, nueve de cada 10 empresas nuevas fracasan.

En este sentido, alertó que la solución no es “caer en guerras de precios, sino en dar valor agregado a las marcas, sobre todo las que ya están posicionadas”.

Agregó que en los tiempos de crisis económica, “paradójicamente”, las personas de clase media y baja se alejan más rápido de las marcas “patito”.

En tanto, destaca que es fundamental para las empresas tener un Plan B, porque generalmente éste es el que puede evitar que lleguen a la bancarrota.

[email protected]

Con el prestigio de El Economista

Visita: www.eleconomista.com.mx

CRÉDITO: 
Claudia Juárez Escalona