¿Qué dijeron los candidatos sobre comercio exterior en el debate presidencial de Tijuana?

Foto EE: Archivo

Comercio, inversión, derechos de migrantes y seguridad fronteriza fueron los cuatro ejes que definieron el segundo debate presidencial entre los candidatos Ricardo Anaya Cortés, Andrés Manuel López Obrador, José Antonio Meade y Jaime Rodríguez Calderón que se realizó hoy en Tijuana.

Los dos primeros son un tema caliente para los mexicanos de a pie por cómo trastocan sus bolsillos por la reciente debilidad del peso ante el dólar y mucho también para los empresarios del país por la renegociación del TLCAN que todavía esta noche se cree en el gobierno que se extenderá hasta bien entrado el 2019.

Inversión y comercio no son temas menores, pues el país atrajo 29,695 millones de dólares en inversión extranjera directa en 2017, 11% más que en 2016, según la Secretaría de Hacienda, y la cifra estuvo por arriba de los 25,000 millones estimados por analistas consultados por el Banco de México. El comercio exterior de México 2,274 millones de dólares al día y sólo entre enero y abril de 2018, las fusiones y adquisiciones entre empresas, que también suponen inversiones, equivalieron a 5,170 millones de dólares, a decir de un informe de Transactional Track Record.

En 2017 el sector de la manufactura atrajo el 45.3% de las inversiones venidas del exterior y el comercio se llevó otro casi 10%, dos industrias de mucho peso en una ciudad históricamente ligada a la maquila como lo es Tijuana, a donde los aspirantes a la presidencia de México fueron para presentar sus promesas a todo el país en estos campos y de cara a la elección del 1 de julio.

Entre todas las promesas, los candidatos se manifestaron por disminuir las cargas impositivas del Impuesto al Valor Agregado (IVA), el Impuesto Sobre la Renta (ISR), las gasolinas; también por mantener firmeza ante Estados Unidos en la negociación del TLCAN 2.0 y buscar nuevos mercados para los bienes y servicios mexicanos, además de sacar al campo y los productores agropecuarios de rezagos tecnológicos y apoyos cuando se les compara con sus pares de Norteamérica.

Ricardo Anaya, candidato de la coalición Por México al Frente

El candidato panista se manifestó por diversificar las exportaciones de México con el mundo, así como por “poner todas las cartas sobre la mesa” de las negociaciones con Estados Unidos y Canadá cuando se trata de la negociación del nuevo Tratado de libre Comercio de América del Norte.

Ricardo Anaya dijo que su eventual gobierno se conduciría con “dignidad y firmeza” en la relación comercial con Estados Unidos, a donde va el 80% de las mercancías mexicanas y ahora dirigido por un Donald Trump “que se ha encargado de humillar a los mexicanos” y el gobierno de éstos no ha sabido cómo negociar con él.

“No se tomaron la molestia de leer sus libros… Provocar al oponente; si es débil, lo aplasto y si es fuerte, negocio. Se ha dedicado a aplastarnos… Yo sí voy a defender el interés nacional. México hace mucho por Estados Unidos y Estados Unidos nos necesita. Voy actuar con absoluta dignidad y firmeza... Texas le exporta más a México que todo Estados Unidos a Japón; queremos una relación de respeto mutuo.”, dijo Anaya Cortés, oración que fue interpretada como una postura de confrontación con el gobierno estadounidense.

En Tijuana, Anaya propuso elevar a 100 pesos el salario mínimo en la franja fronteriza y duplicarlo al cuarto año de su gobierno; también bajar allí el IVA del 16 al 10% y añadió que de llegar a Los Pinos, los mexicanos que ingresen menos de 10,000 pesos al mes, 15 millones de personas, dejarían de pagar ISR.

Andrés Manuel López Obrador, candidato de la coalición Juntos Haremos Historia

El político tabasqueño abrió su propuesta económica con la garantía de que está abierto a la continuidad del TLCAN, pero igualmente se manifestó por buscar nuevos compradores de los productos mexicanos, reforzar el mercado interno y desplegar nuevos incentivos para fomentar a los productores del campo, afín de que la economía del país no dependa del todo de las ventas a Estados Unidos. Otra vez, dijo que en su gobierno se lograría la autosuficiencia alimentaria de los mexicanos.

Recordó que con las actuales políticas económicas, el salario mínimo en el país se ha deteriorado; en 30 años, el salario mínimo pasó de tener un poder de compra de 50 kilogramos de tortillas, a sólo seis. López Obrador también recordó que durante su mandato en la Ciudad de México, de diciembre del año 2000 al 2006, la capital del país atrajo 37,00 millones de dólares, una cifra no vista antes para esta plaza.

“El problema es que los gobernantes de México no han tenido autoridad moral, por eso no se ha tenido autoridad política. Donald Trump ha ofendido al pueblo de México y ha ofendido al gobierno de México, ha llegado a decir el gobierno es corrupto. Tengo que aceptar que es cierto, me duele mucho que aceptar que el gobierno es corrupto”, dijo Andrés Manuel López Obrador.

“(Prometo) aumentar la doble el salario mínimo en la franja fronteriza; allí no ganan dos veces más, deben ganar hasta diez veces más. No se puede estar hablando de un acuerdo comercial si no se busca la igualdad (en el TLCAN)”, añadió.

José Antonio Meade, candidato de la coalición Todos por México

El abanderado del PRI dijo que México tiene una buena oportunidad de negociar el TLCAN a su favor, ante la salida de Estados Unidos de otros acuerdos de gran calado como el TPP, el Acuerdo de París sobre el clima o del pacto nuclear con Irán.

“Tenemos oportunidades en muchas partes del mundo”, dijo Meade. El candidato reconoció que no advirtió el triunfo de Donadl Trump como presidente de Estados Unidos y que fue un desacierto haber invitado al republicano a Los Pinos. “Con gran compromiso, no les volveremos a fallar”, añadió.

Para José Antonio Meade, la respuesta al problema de la desigualdad es llevar más inversión al sur-sureste del país, para equilibrar las oportunidades. Así, planteó la creación o modernización de autopistas, puertos, vías férreas en el sur de México, para “cerrar las brechas y las distancias entre el norte y el sur; entre el hombre y la mujer”, y sobre el TLCAN, dijo, “hoy estamos haciendo un gran esfuerzo y no vamos a descansar”.

Jaime Rodríguez Calderón, candidato independiente

El gobernador con licencia de Nuevo León y candidato independiente sostuvo que los mexicanos deben tener como salario mínimo un pago de 335 pesos, esto para equilibrar el poder de compra con el de los ciudadanos de otras naciones como Estados Unidos o Canadá.

Como Anaya y López Obrador, se manifestó por negociar con firmeza el TLCAN con Estados Unidos y buscar otros mercados. Incluso amagó con expropiar empresas en los que participen los intereses norteamericanos, como el banco Citibanamex, en el que el poderoso Citi Group tiene el control desde hace más de una década.

“Destetémonos de los estadounidenses… es un ponerlos en su lugar; es hablarle a Trump como se le debe hablar a un presidente (…) hay que ponerles la pierna dura… en el TLCAN tenemos capacidad de poder negociar como en cualquier parte del mundo”, dijo.

“El Bronco” dijo que es posible bajar el IVA en la frontera del 16 al 10% en todo el país y el ISR del 35 al 30% y que el gobierno federal aún está a tiempo de quitar impuestos a las gasolinas para proteger la economía.

CRÉDITO: 
Nicolás Lucas / El Economista