Pymes ignoran estrés y fatiga en empleados

Foto: Shutterstock

Las pequeñas y medianas empresas carecen de acciones para identificar, mitigar o en su defecto prevenir el estrés, la ansiedad y la fatiga entre sus empleados, enfermedades psicosociales que afectan a todas las organizaciones y que son la principal causa de ausentismo y baja productividad.

“Las grandes empresas ya están llevando a cabo estas iniciativas, y eso lo vemos en el resultado de la Encuesta de Salud 2016, pero las pymes no se han encaminado a identificarlos, las de todos los giros y donde también las fuerzas de ventas tienen un alto índice de riesgos psicosociales. Todos debemos estar preparándonos en ese sentido”, afirmó Mónica Ham Alvarado, directora adjunta de Siniestros y Beneficios para empleados de AON.

De acuerdo Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), el Síndrome de Fatiga Crónica (SFC) afecta a 500,000 mexicanos y puede ocasionar una disminución hasta de 50% en la productividad laboral.

La Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS), que calcula que las empresas pierden anualmente 16,000 millones de pesos por enfermedades psicosociales, ha advertido también un aumento en los casos de suicidio, de mobbing, de acoso laboral y de abuso de alcohol y drogas en las organizaciones.

Debido a esto, los accidentes de trabajo sostienen una tendencia a la alza. De 415,600 reportados por la STPS en el 2013, el Sistema de Avisos de Accidentes de Trabajo (SIAAT) reportó 530,000 este año. Es decir, 1,460 riesgos por día.

A pesar de su impacto en la productividad de los empleados y de las compañías, los trastornos psicosociales no están considerados en la tabla de 161 enfermedades que reconoce la STPS, misma que aún está pendiente para su actualización en la Cámara de Diputados. La dependencia trabaja con un grupo de expertos en la Norma Oficial Mexicana NOM de factores de Riesgos Psicosociales, que tiene un avance de 75% y podría estar lista el siguiente año.

undefined

Sueño, la causa de todos los males

AON presentó su Encuesta de Salud 2016, según la cual las causas más frecuentes de baja laboral son: fatiga visual, dolor de espalda, malestares gastrointestinales, obesidad, agotamiento, SFC, estrés laboral, que a su vez genera dolores de cabeza, asma, caída de cabello, problemas de la piel y dolores musculares y de articulaciones. Todos estos padecimientos están relacionados con los riesgos psicosociales, señaló Nilda Cabrera, director técnico de Beneficios para Empleados de AON.

Los problemas músculo esqueléticos, como dolores columna y de rodillas tienen un repunte (35%), siendo el principal reclamo en las pólizas de seguros, seguida de los problemas gastrointestinales (20%); accidentes (11%) y males cardiológicos (10%).

La experta recordó que el trastorno del sueño tiene repercusiones médica, psicológica, social y económica en los individuos. Las personas, indicó, deben dormir entre 6 y 8 horas para que el organismo se recupere por completo. Dormir menos de este tiempo expone a los trabajadores a un aumento de accidentes laborales, de trayecto y a enfermedades gastrointestinales, diabetes, fatiga crónica, incluso cáncer.

“Si el empleado no duerme adecuadamente, no trabaja en equipo, está aislado, no tiene la atención, se vuelve intolerante, puede ocasionar accidentes dentro de la empresa. Y eso hace que el ausentismo suba; eso es lo que ocasiona el trastorno del sueño, y no estamos haciendo un diagnóstico oportuno y eficaz”, indicó.

La encuesta, dirigida a 400 empresas de las cuales 17% tiene menos de 200 empleados, arrojó que 58% cuenta con programas de autocuidado de la salud cuyo objetivo es mejorar la vida de los empleados y de éstas 73% señaló que estos programas están alineados con la cultura organizacional. El 51% indicó además que los programas tienen entre dos y tres años operando y 45% afirmó que extenderán estas iniciativas a su personal de outsourcing, becarios y externo.

Las empresas, sobre todo las grandes, están realizando iniciativas que identifican, miden y atacan los malestares emocionales de sus empleados, datos que ayudarán a la elaboración de la norma.
Mónica Ham Alvarado recordó que el Reglamento Federal de Seguridad y Salud en el Trabajo señala en su artículo 43 la obligación de las empresas para detectar los riesgos psicosociales y adoptar medidas preventivas para mitigarlos.

angelica.pineda@eleconomista.mx

CRÉDITO: 
Angélica Pineda / El Empresario