Pymes compiten por recursos del FNE con estados y cámaras empresariales

Foto: Shutterstock

Recibir apoyo del gobierno federal para iniciar una empresa o crecer la que ya se tiene, es cada vez más difícil. De cada seis personas que aplican al Fondo Nacional Emprendedor (FNE), sólo una es beneficiada debido a la insuficiencia recursos. Y es que, en la competencia por los apoyos también participan gobiernos estatales y cámaras empresariales, a los que se han pagado 45% de los recursos devengados desde el 2013.

La participación de los estados, municipios y cámaras empresariales está contemplada en las reglas de operación del fondo que administra el Instituto Nacional del Emprendedor (Inadem). Bajo el status de organismos intermediarios, se les puede asignar recursos directamente para proyectos estratégicos, al amparo de convenios o específicos. El caso de que el gobierno estatal o municipal incumpla el convenio, ellos deberán aportar la cantidad acordada para el proyecto.

También se ven beneficiados mediante las convocatorias. Para ello, las 32 entidades están divididas en tres grupos; el primero, de 12 entidades se distribuye 38% del presupuesto; los otros dos están integrados por 10 estados cada uno y se dividen 31% de los fondos, respectivamente.

Entre sus obligaciones están las de entregar un reporte trimestral y uno final sobre el impacto de los apoyos en la competitividad de las empresas beneficiadas.

undefined

El padrón de beneficiarios del FNE indica que entre el 2013 y el primer semestre del 2016, se han pagado más de 15,500 millones de pesos a través de las convocatorias. De este monto, 45%, que equivalen a 7,047 millones de pesos, han sido pagados a gobiernos estatales y cámaras empresariales, entre ellas la Asociación Mexicana de Secretarios de Desarrollo Económico (AMSDE), que en el lapso mencionado recibió más de 247 millones de pesos.

En el listado del 2015 aparece también el Poder Judicial de los estados de Nayarit, Campeche y Veracruz, a lo que en conjunto se les entregó ese año más de seis millones de pesos. También aparece el Inegi (Instituto Nacional de Estadística y Geografía), responsable de realizar la Encuesta Nacional sobre Productividad y Competitividad de las Mipymes (Enaproce), con 30 millones de pesos.

Las cámaras de comercio y servicios del país, incluyendo la Concanaco (Confederación Nacional de Cámaras de Comercio, Servicios y Turismo) son las que más han recibido fondos, con un promedio de 223 millones de pesos por año, seguida de Canacintra (Cámara Nacional de la Industria de la Transformación), con un promedio anual de 94 millones.

Las cámaras de comercio participan en las convocatorias 4.2 y 5.1, que se dirigen a darles recursos a las empresas para Tecnologías de la Información (TI) y puntos de ventas y para enseñarles temas de mercadotecnia, capacitación, formación gerencial y otros de diversa índole para modernizarse”, indicó Enrique Sola, presidente de la Concanaco, quien fue consultado al respecto.

Explicó que la intervención de las cámaras se da porque 99.7% de sus agremiados son microempresarios, quienes no cuentan con la capacitación, herramientas o tiempo para bajar los recursos del FNE. Ellos “necesitan apoyo para mejorar tecnológicamente sus establecimientos que, en comparación con otros organismos, reciben un monto menor de dinero”.

De enero a septiembre del 2015 unas 11,900 mipymes se capacitaron mediante conferencias, talleres o eventos. De ese total, 3,100 correspondieron a convenios de asignación directa con los estados.

Enrique Solana destacó el caso de una microempresaria, quien da el servicio de masajes y que luego de recibir su terminar punto de venta y con ello recibir pagos con tarjetas bancarias elevó cuatro veces sus ventas. El Inadem aún no reporta el pacto de la TI en la productividad de las mipymes.

Estados, los castigados del 2017

Ante la posibilidad de que el Inadem cuente con menos recursos para el 2017, su presidente, Enrique Jacob Rocha, ha indicado que sólo 20% del monto total para subsidios se destinará a las asignaciones directas y se plantea la posibilidad de eliminar los convenios de colaboración con los estados.

La Secretaría de Hacienda propuso a la Cámara de Diputados un recorte de 50% al FNE, que pasaría de 7,200 millones de pesos con los que cuenta en 2016 a 3,760 para el siguiente año. El monto que se destinaría a las convocatorias rondaría los 2,160 millones de pesos, cifra aún menor de la que se pagó en el 2013.

El presidente de la AMSDE, José Antonio Gutiérrez Jardón, indicó que las asignaciones directas iniciaron con la presente administración, ya que antes los estados concursaban en las convocatorias por los recursos.
En el 2014, año en que el FNE tuvo su mayor presupuesto, los estados y municipios recibieron 2,144 millones de pesos, equivalentes al 38.69% del monto destinado a las convocatorias. Ese porcentaje se redujo a 25% en el 2015.

Los recursos que se destinan o etiquetan a los estados para proyectos prioritarios han ido disminuyendo. Este año lo que se recibió fueron 24 millones de pesos para los estados del centro y norte y de 29 o 32 millones para los del sur-sureste”, agregó.

Los estados, agregó “no son los que desarrollan los proyectos, sino que a través de las Sedeco orientan a las empresas para que ellas creen estos programas. Lo que hace el estado es validar esos proyectos y queda como corresponsable de los mismos”.

De acuerdo con el Inadem, al mes de junio del 2016 se aprobaron 230 proyectos estratégicos, con los que se estima beneficiar a más de 9,000 mipymes a través de los convenios de colaboración con los estados. También, mediante acuerdos con las entidades se autorizaron 18 proyectos para realizar eventos empresariales y de emprendimiento, en beneficio de 3,166 empresas.

Con asignaciones directas se impactaron positivamente a más de 143,000 mipymes en el 2015 y ese año se aprobaron a los estados cinco de un total de ocho proyectos para que las empresas accedieran a los mercados internacionales.

[email protected]

CRÉDITO: 
Angélica Pineda y Zyanya López / El Empresario